La OPEP+ pacta un recorte del crudo

Para evitar una nueva guerra de precios del crudo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios fuera del cártel (llamado como OPEP+) han pactado una reducción de la producción del petróleo. La consecución de este pacto ha sido posible gracias a que Arabia Saudí asumirá un recorte en la cuota que le corresponde de un millón de barriles diarios, para que así Rusia y Kazajistán, partidarios de elevar la oferta, puedan incrementar su bombeo total en 75.000 barriles diarios -60.000 corresponden a Moscú-.

De hecho, el ministro saudí de Energía ha revelado en rueda de prensa que su país recortará «voluntariamente» en un millón de barriles diarios su producción entre febrero y marzo, incluyendo su ajuste correspondiente, manteniendo así durante todo el periodo su oferta de crudo en 8,125 millones de barriles diarios. «La reunión reconoció la necesidad de devolver gradualmente 2 millones de barriles diarios al mercado, con un ritmo determinado de acuerdo con las condiciones del mercado», ha señalado la OPEP en un comunicado, publicado tras finalizar la reunión, confirmando el ritmo de alivio del ajuste de producción pactado el pasado mes de diciembre por las potencias petroleras con un incremento de la oferta de medio millón de barriles al día a partir de enero.

Los ministros reunidos han destacado los eventos sin precedentes de 2020 y el impacto de la pandemia Covid-19 en la economía y los mercados mundiales, así como las medidas de ajuste acometidas por el cártel en respuesta a los desafíos excepcionales y a las condiciones del mercado.

La última ocasión en la que Arabia llevó a cabo un recorte unilateral de producción fue el pasado mes de junio, y este fue de 1 millón de barriles diarios. El resto de miembros de la OPEP+ mantendrá los niveles de producción que han tenido durante los últimos meses. De esta forma, Rusia y Kazajistán parecen los dos países más beneficiados, ya que podrán producir más petróleo, sin que por ello tenga lugar un desplome de los precios.

El mercado parecía estar descontando que la reunión de la OPEP+ terminase en un aumento de producción, ya que la noticia de que Arabia estaba dispuesta a compensar el incremento desembocó en subidas importantes para los grandes barriles de referencia. En el caso del Brent europeo, los avances llegaron a ser de más del 5% durante la sesión, pero se moderaron al cierre de la bolsa europea quedándose en el entorno del 4%, en los 53,2 dólares. El West Texas, por su parte, llegó a batir los 50 dólares y a marcar un nuevo máximo no visto desde el pasado mes de febrero, con subidas que llegaron a ser del 5,1%.

Los ministros reunidos han destacado los eventos sin precedentes de 2020 y el impacto de la pandemia Covid-19 en la economía y los mercados mundiales Clic para tuitear

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú