fbpx

Listas cerradas y bloqueadas, y diputados secuestrados por sus partidos: los déficits democráticos, según e-Cristians


Ante las elecciones al Congreso de los Diputados, y al Senado del próximo 28 de abril, e-Cristians ha propuesto una reflexión a todos los cristianos, «tanto aquellos que se reconocen en la fe e intentan vivir como cristianos, como aquellos otros que consideran que la cultura y la moral cristiana han tenido un papel importante en la configuración de los valores de nuestra y de sus instituciones».

El documento titulado «A quién votar. Una reflexión desde la perspectiva cristiana» se pregunta por qué se debe votar en una democracia y los déficits actuales de la misma: «¿Cuántas veces ha hablado usted con algún diputado de su circunscripción, en cuántas ocasiones ha acudido a él para protestar, solicitar ayuda, proponer algo? Pues sin ese mecanismo activo la democracia representativa es una ficción, un contrato en blanco. Como en blanco queda el nombre del diputado que nos debería atender. Y esa ausencia es grave, porque lo que justifica la democracia representativa es precisamente este servicio inexistente».

En ese sentido, la asociación destaca dos graves defectos. El primero es que «se acepta que el diputado no representa a quienes lo han elegido, sino a la organización política. Y esto es una anomalía democrática porque los partidos son cauces, instrumentos, pero no fines». El segundo es la causa de esta realidad: «El problema fundamental surge a causa de las listas cerradas y bloqueadas, donde el lugar que se ocupa es decisivo para salir electo, y este lugar no lo determina la preferencia del votante, sino el orden de la lista electoral, que ha sido determinado por el líder político y a un limitado entorno de personas».

¿Qué se necesita para la regeneración democrática?

Según apunta e-Cristians a regeneración democrática vendrá de una democracia que garantice que los ciudadanos puedan elegir al diputado de su circunscripción y ser representados por él, sin merma de la proporcionalidad. Asimismo, que garantice en mayor y mejor medida la democracia interna de los partidos, y los derechos de sus afiliados por instancias externas a los mismos. Y, finalmente, que validen la consistencia de los programas electorales en relación con las propuestas y las cifras que las avalan, y responsables de la accountability, el proceso que hace posible que los ciudadanos vigilen y evalúen la actuación de los servidores públicos por medio de mecanismos de transparencia y fiscalización.

«Nuestra democracia está maltrecha y la principal responsabilidad es de los partidos -afirma la declaración-. La respuesta no vendrá de ellos, convertidos en simples organizaciones que compiten para el poder para sí, en nombre de ideologías diversas, sino de movimientos sociales regeneradores. Los cristianos, especialmente maltratados en nuestra representación y en la legislación, debemos promover decididamente este movimiento renovador cuya importancia va mucho más allá de las presentes elecciones».

 Una reflexión «cristiana» del voto

El documento propone una reflexión cristiana del voto y pide que se evite que el voto favorezca a «aquellos partidos que con su práctica política han demostrado sobradamente que no persiguen el bien común sino el poder por interés partidista y personal». También aquellos que «no son constructores de concordia», o aquellos que «promueven proyectos que son objetivamente contrarios a la concepción cristiana».

Es por eso que se debería, según e-Cristians, tomar en consideración «proyectos nuevos o poco conocidos, o de carácter territorial que no presenten aquellas condiciones adversas», ya que «es una obligación moral informarse activamente y, conocer bien las ideologías y programas, así como la credibilidad demostrada en cumplir lo que escriben».

«No debemos dejarnos llevar por el mal menor sino por el mayor bien posible -afirma-. El voto cristiano debe ser un voto de esperanza en mejorar nuestra sociedad y no contentarse con que se deteriore más lentamente de lo que lo haría si ganan otros».

Además se pide especialmente que se ponga interés en criterios como «la dignidad de la vida humana», «la necesidad de una economía reformada basada en el bien común», «la mejor protección del matrimonio, la familia, y la maternidad», «la afirmación de una antropología humanista»,  «la afirmación de la cultura cristiana» y el «principio de subsidiariedad es fundamento de toda concepción cristiana». 

Finalmente, e-Cristians pide que «si la aplicación en conciencia de estos criterios te conduce a no elegir a ningún partido, no te quedes en casa. Ve y di que ninguno te convence, expresando tu rechazo con el voto nulo», ya que «el sentido del voto en blanco es expresar tu neutralidad y quedarse en casa expresa indiferencia».

En este sentido, el presidente de la asociación, Josep Miró i Ardèvol, llevará a cabo una sesión de reflexión y diálogo abierta a quien lo desee, que llevará por título «El voto es una decisión personal, libre y decisiva» el próximo 25 de abril en Barcelona.

Si estás interesado en recibir el boletín de e-Cristians suscríbete y te mantendremos informado de todas las iniciativas de e-Cristians. Si quieres más información contáctanos.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • La reflexión es buena, pero dudo que las personas que votan a partidos de izquierda hagan algo así, de forma que por querer dar una lección, que sin duda merecen todos los politicos que este momento están en el Arco Parlamentario, lo que puede pasar es que ganen los que precisamente no deberían hacerlo, por lo tanto, no el mal menor, sino lo que creemos que puede ser diferente de lo que hay.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.