Los obispos de Venezuela ante la crisis política, advierten: “los crímenes de lesa humanidad no prescriben”

Los obispos de Venezuela han sido tradicionalmente críticos con la situación política en el país venezolano. Especialmente han subrayado la necesidad de que se defienda a los ciudadanos y no sufran las consecuencias de la gestión política.

En ese sentido se ha vuelto a manifestar la Conferencia Episcopal Venezolana con un comunicado sobre el momento crítico actual que está viviendo el país después de que Juan Guaidó se declarara presidente interino de la República.

En el texto, los obispos venezolanos piden que en esta hora “crucial y difícil”, y dirigiéndose “a todo el pueblo venezolano y a todo el componente civil y militar que conforman los organismo de seguridad”, que “cese la represión”.

Los prelados recuerdan las extremas y difíciles situaciones de pobreza que están viviendo las ciudadanos del país, obligados a inmigrar del país (tres millones en el último período). En el comunicado se destacan la vulneración de los derechos de los ciudadanos: “de su derecho a la alimentación, salud, trabajo y seguridad”, unida “a una emigración forzada reciente”, que “se ve ahora agravada por una represión violenta contra quienes manifiesta su descontento”, y lamentan profundamente “tanta muerte, dolor y sufrimiento” derivada de la situación de represión y violencia que se vive.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Un llamamiento a los militares

Es por eso que los líderes religiosos católicos afirman: “La cifra de heridos, fallecidos, detenidos arbitrariamente, torturados y perseguidos que se han cometido en todo el territorio viola la dignidad y los derechos humanos de los ciudadanos. Es un clamor que grita: cese la represión”. Por ello, llaman a “respetar la vida y seguridad de todos los venezolanos, incluyendo los que protestan cívicamente” y, al mismo tiempo, a “cesar la violación de Derechos Humanos y garantizar los derechos de todos los ciudadanos”.

En ese sentido, piden “frenar la represión sistemática antes el descontento popular”, que los mandos militares despliegan y les advierten de que “la violación de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad no prescriben y la responsabilidad penal es personal y no justifica la obediencia a órdenes superiores”.

Los obispos del país exigen a los militares al frente del poder “el deber de defender al pueblo de acuerdo a lo previsto al artículo 328 de la carta Magna que prevé que la Fuerza Armada está al servicio de la nación”. Al mismo tiempo, y para reducir la posibilidad de una escalada de violencia, llaman a los venezolanos “a no responder con violencia a las diversas provocaciones de las que están siendo objeto”.

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú