fbpx

Oklahoma exige la incorporación de la Biblia y los Diez Mandamientos en el plan de estudios de todas las escuelas

COMPARTIR EN REDES

En un comunicado que ha sorprendido a la población, la Instrucción Pública del Estado de Oklahoma anunció que todas las escuelas del estado deberán incorporar la Biblia y los Diez Mandamientos en sus planes de estudio con efecto inmediato.

Esta decisión busca que los estudiantes comprendan los fundamentos históricos y culturales de Estados Unidos.

Una decisión argumentada

Durante la reunión de la Junta Estatal de Educación, se destacó la importancia de la Biblia en la formación de la nación. Los estándares académicos de Oklahoma, bajo el Título 70, reconocen en múltiples ocasiones la relevancia histórica de la Biblia para enseñar la historia estadounidense, la civilización occidental y las bases del sistema legal.

A partir de ahora, todas las aulas de educación básica del estado, desde quinto a duodécimo grado, deben contar con una Biblia, y todos los profesores deberán enseñarla en el aula.

La Biblia es una piedra angular histórica y cultural indispensable. Sin un conocimiento básico de ella, los estudiantes de Oklahoma son incapaces de contextualizar adecuadamente los cimientos de nuestra nación»

se señaló en el comunicado de prensa de la Instrucción Pública del Estado.

Ley en Louisiana

Este anuncio de Oklahoma sigue a la reciente aprobación de una ley en Louisiana, que obliga a exhibir los Diez Mandamientos en todas las aulas públicas.

Esta legislación ha sido impugnada por un grupo de padres quienes argumentan que viola la jurisprudencia de la Corte Suprema y la Primera Enmienda.

No obstante, la Instrucción Pública asegura que la directiva de Oklahoma está en consonancia con las normas educativas aprobadas desde mayo de 2019.

Escuela religiosa con fondo público

La controversia con este tema se intensifica en medio de una reciente decisión de la Corte Suprema de Oklahoma, que bloqueó un intento de establecer la primera escuela religiosa financiada con fondos públicos en el país. El tribunal ordenó al estado rescindir su contrato con la Escuela Católica Virtual San Isidoro de Sevilla.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) aplaudió la decisión del tribunal, argumentando que las escuelas subvencionadas deben ser laicas y servir a todos los alumnos. «St. Isidore of Seville Catholic Virtual School, que planea formar a los alumnos en una sola religión, no puede funcionar como escuela pública subvencionada», declaró la ACLU.

Este panorama refleja las tensiones continuas entre la educación pública y la incorporación de elementos religiosos.

Esta decisión busca que los estudiantes comprendan los fundamentos históricos y culturales de Estados Unidos Clic para tuitear

¿Te ha gustado el artículo?

Ayúdanos con 1€ para seguir haciendo noticias como esta

Donar 1€
NOTICIAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.