¿Qué es comulgar? (y 7)

 

Para finalizar, me quedo con la oración de mi santo patrono en modo simple y a mi modo.

  • En modo simple traducido del italiano (copiado del canal www.ewtn.com):

Oración simple de San Francisco de Asís

Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz.

Donde haya odio, que lleve yo el Amor.

Donde haya ofensa, que lleve yo el Perdón.

Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.

Donde haya duda, que lleve yo la Fe.

Donde haya error, que lleve yo la Verdad.

Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.

Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;

ser comprendido, sino comprender;

ser amado, como amar.

Porque es:

Dando, que se recibe;

Perdonando, que se es perdonado;

Muriendo, que se resucita a la

Vida Eterna.

 

  • En modo simple con letra original italiana en pergamino turístico de pared (el de la foto), que adquirí en Asís en agosto de 1986 antes del incendio:

 

Preghiera Semplice

 Oh! Signore fa di me uno strumento della Tua Pace.

Dove è odio, fa ch’io porti l’Amore.

Dove è offesa, ch’io porti il Perdono.

Dove è discordia, ch’io porti l’Unione.

Dove è dubbio, ch’io porti la Fede.

Dove è errore, ch’io porti la Verità.

Dove è disperazione, ch’io porti la Speranza.

Dove è tristeza, ch’io porti la Gioia.

Dove sono le tenebre, ch’io porti la Luce.

 Oh! Maestro, fa ch’io non cherchi tanto

Adessere consolotato, quanto a consolare.

Adessere compreso, quanto a comprendere.

Adessere amato, quanto ad amare.

 Poichè:

Si è: Dando, che si riceve;

Perdonando, che si è perdonati.

Morendo, che si risuscita a Vita Eterna

 

  • A mi modo. Es mi oración en agosto de 2021:

¡Señor!

Hazme instrumento de tu Paz dentro de tu Santa Madre Iglesia:

Dónde haya odio puritano o falsa libertad de tomar partido eclesial, haz que yo lleve el Amor de tu Evangelio.

Dónde haya ofensa ministerial de norma eucarística no establecida, pero impuesta con ordeno y mando, que yo sea portador de Perdón y no tenga en cuenta el hecho de la indisciplina eucarística del ministro.

Dónde haya discordia de puntos de vista eclesiales, que yo sea portador de la Unión con obediencia a lo que está reglamentado.

Dónde haya dudas, que yo sea portador siempre de la Fe cristiana en la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica.

Dónde haya errores, que yo sea portador de la Verdad.

Dónde haya desesperación, que yo sea portador de la virtud teologal de la Esperanza.

Dónde haya tristeza, que yo lleve encima la Alegría.

Dónde esté la tiniebla, que yo sea porteador de la Luz.

 ¡Oh! Maestro: Haz que yo no busque tanto

Ser consolado como consolar.

Ser comprendido como comprender.

Ser amado como amar.

Porque:

Dando es como recibiré,

Perdonando es como seré perdonado,

Muriendo a las cosas de aquí es como resucitaré a la Vida Eterna. Amén

 

Incluyo unos links sonoros tomados de un LP de 1964 presente en internet. A) El himno del Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Madrid (España) en 1911. Es el canto “Cantemos al Amor de los amores” B) El himno del Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Barcelona (España) en 1952. Es el canto “De rodillas Señor ante el Sagrario”.

Juventud que me leéis: ¡éste era el nivel de canto litúrgico en España antes y después de la guerra civil del siglo XX! Abuelas y abuelos mayores que yo, gente de ambos sexos de mi quinta y de quintas posteriores: ¡Aprended a cantar ante el Santísimo Sacramento del altar! Aprendí estos cantos en mi juventud. A pesar de no cantarlos desde hace años en ningún templo por la falta de interés pastoral del clero, los conservo frescos. Del primero hay versión en lengua catalana. En mi adolescencia, a principios de la década de los años 70 de siglo XX, los veranos en el lugar del veraneo el párroco lo entonaba en catalán en el momento de la comunión. Se llamaba Joan y era el párroco hace 50 años de Santa María de Palautordera.

El compositor de la letra del canto De rodillas fue el escritor –y padre de familia numerosa de 9 hijosD. José Maria de Pemán. Si yo puedo cantarlos, vosotros también podéis si así lo queréis. Os comparto un canto eucarístico de juventud. Me grabo ahora en un YouTube con mi voz. https://youtu.be/g0PdWsieQhU Es el canto ¡Oh Buen Jesús! Mejor si me grabo en otro invocando al Espíritu Santo. https://www.youtube.com/watch?v=ow496W8zhWY  Es el canto litúrgico Veni Creator Spiritus.

PD La invocación al Espíritu Santo es lo propio al inicio de cada meditación y contemplación en toda tanda de ejercicios espirituales en silencio y a puerta cerrada.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú