Sacerdotes al pie del cañón. Algunos lo pagan con sus vidas

El Arzobispado de Madrid, la zona cero del coronavirus, informa que muchos sacerdotes están al pie del cañón. En primera línea más de 100 sacerdotes están en los hospitales atendiendo a los fieles madrileños, otros 80 en las morgues y muchos más completamente operativos en sus parroquias.

Como es lógico ese estar en “primera línea” ha comportado victimas: Hasta el día 11 de abril habían fallecido 20 curas como consecuencia del coronavirus, más una decena se encuentran en cuidados intensivos y un número indeterminado en cuarentena.

Entre los fallecidos se encuentra el párroco del barrio madrileño de El Pozo del Tío Raimundo, Franco Zago, que perdió la vida el pasado 30 de marzo. También hay otro que estaba jubilado, pero que seguía celebrando misa. El primero se contagió probablemente por su contacto con la gente en la labor de Cáritas. El propio arzobispado señala que  hay una “enorme disponibilidad” por parte de los curas. También de los feligreses de las parroquias, que conectan con ellas para ofrecer sus servicios.

La presencia de los sacerdotes en hospitales y tanatorios es también un consuelo para muchos familiares.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

Solo en la morgue instalada en el Palacio del Hielo ha habido días con más de 400 cadáveres.

También en Madrid funciona Cáritas a nivel central y en diversas parroquias, que atienden especialmente a las personas mayores y a pobres que están acogidos en algún albergue, pero que no tienen resulta la comida diaria.

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú