Soria, la excepción pro vida en España: 0 abortos en 31 años

Soria constituye un rara avis en la geografía española: en los últimos 31 años ningún bebé ha muerto abortado en el vientre de su madre.

La razón es que todos los médicos de la región son objetores de conciencia de una Ley del aborto que no da garantías a las madres embarazadas y que no deja salidas a los bebés.

La realidad de Soria también tiene que ver con el hecho de que en la provincia no existe ni una sola clínica abortista, tampoco encontrarían médicos que trabajaran en ellas.

Esa realidad no es tan feliz como parece, las madres que quieren, a pesar de todo, enfrentar un embarazos suelen viajar a una clínica que se encuentra en Valladolid, a 300 kilómetros, El año 2019 fueron 113 madres.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

En España existen dos fechas clave en lo relativo al aborto. En 1985 se despenalizó el aborto inducido en tres supuestos: riesgo grave para la salud física o mental de la mujer embarazada (supuesto terapéutico), violación (supuesto criminológico) y malformaciones o taras, físicas o psíquicas, en el feto (supuesto eugenésico).

En 2010 se promulgó en España la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que despenalizaba la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas del embarazo.

Desde entonces y hasta la actualidad cualquier madre puede decidir abortar su embarazo antes de la semana 14 de embarazo. Los últimos datos, de 2019, señalan que se practicaron 99.149 interrupciones, un 3,37% más que el año anterior.

Ante ese fenómeno a la vida solo le queda que poner trabas a la cultura de la muerte, como es el caso de Soria, donde las madres deben desplazarse a otras provincias de Castilla y León u otras comunidades de España para poder ejercer este supuesto derecho. Una circunstancia que, al menos, obliga a un periodo de reflexión que la Ley actual no contempla.

Según un reportaje de Noemí López y Alba Martín publicado en Newtral, en la provincia de Soria no se practica un aborto desde hace 31 años. El testimonio del ginecólogo Roberto Lertxundi, que se incluye en un reportaje de la EITB, hace referencia  al viaje que deben afrontar las sorianas hasta Valladolid para poder abortar porque, aunque la Ley obliga a que debería se haga en los hospitales públicos, en la provincia todos los médicos se acogen al derecho a la objeción de conciencia.

Soria, espacio pro vida.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú