La miel y las abejas

miel

Los clásicos estudios sobre la apicultura y sobre la vida de las abejas de Georges de Layens (†1897) y de Maurice Maeterlink († 1949), respectivamente, suscitaron en Europa y en todo el orbe un creciente interés por la abeja (llat., Apis mellifera), que es uno de los animales domésticos más necesarios para la vida de la Tierra y para la agricultura en general, puesto que la abeja contribuye a la polinización de las flores de árboles y hortalizas, de forma que tendría que ser el animal más protegido, puesto que sin ellas no sería posible la vida del hombre en la Tierra, tal como solía recordar el sabio investigador Albert Einstein.

La explotación agraria melífera es antiquísima, tanto, que ya la encontramos representada en una pintura rupestre situada en la Cueva de la Araña (en la población valenciana de Bicorp). De la recolección de la miel y sobre la domesticación de las abejas hablan escritores de la antigüedad como Homero y Virgilio y sabios como Aristóteles y Plinio; unos autores del mundo clásico que percibieron la capacidad de organización de estos insectos donde, cada abeja trabaja al servicio de la colectividad. Las abejas recogen el néctar de las flores o las sustancias azucaradas que segregan ciertas plantas que, después, transforman y maduran en la colmena, dando lugar a la miel.

En función de las floraciones que se van produciendo a lo largo del año, la miel tiene características y matices muy diferentes. En verano, la carencia de una sola variedad de flor con abundancia, motiva que las abejas mezclen varias floraciones, haciendo posible la elaboración de “la miel de mil flores”. De las diversas tipologías hay una miel que es muy “clara” (como por ejemplo la de romero o de naranjo), una miel tirando a “oscura” (como la de brezo o de castaño) y las mieles de melada (de color muy oscuro, como por ejemplo la de encina, la de abeto o la de algarrobo). Desde muy antiguo se ha considerado la miel como una fuente de energía inmejorable, puesto que aporta al organismo muchas vitaminas y ayuda enormemente a aumentar las defensas. Además, puede combinarse con multitud de alimentos (incluso hay quien toma café con miel).

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>