fbpx

Biden contradice su catolicismo: «ninguna religión sabe cuándo comienza la vida humana»

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, segundo presidente católico en la historia del país, ha afirmado que ninguna religión de las «principales» afirma saber cuándo comienza la vida humana, lo que contradice su propia fe.

En el contexto de la inminente declaración de la Corte Suprema sobre Roe. vs. Wade, sentencia que supuso a efectos prácticos la liberación del aborto en Estados Unidos. Biden hizo esas declaraciones al abordar el borrador filtrado de una opinión de la Corte Suprema que indica que los jueces anularán la histórica sentencia de 1973.

“Roe dice lo que históricamente han concluido todas las principales religiones básicas, que la existencia de una vida humana y un ser es una pregunta”, sostuvo Biden respondiendo a los periodistas en la Base Conjunta Andrews en Maryland. “¿Es en el momento de la concepción? ¿Son seis meses? ¿Son seis semanas? ¿Se está acelerando, como argumentó Tomás de Aquino?».

Según la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), la posición pro-vida de la Iglesia Católica se ha mantenido constante desde el principio. Santo Tomás de Aquino en el siglo XIII se basó en Aristóteles, incluida su teoría de que el alma humana racional no está presente al comienzo del embarazo, según aclara la USCCB. Al mismo tiempo, la Santa Sede tradicionalmente ha rechazado el aborto como gravemente malo en cada una de las etapas, calificándolo de pecado “contra natura” por rechazar el regalo de la vida de Dios.

Biden también se refirió en sus comentarios al bebé en el útero como un “niño”, un término que los partidarios del aborto generalmente evitan.

“La idea de que se va sentenciar que nadie puede emitir un juicio para optar a abortar a un niño en función de una decisión de la Corte Suprema, creo que se pasa de la raya”, consideró Biden. “Si esta decisión se mantiene, es realmente una decisión bastante radical… Es un cambio fundamental en la jurisprudencia estadounidense”, prosigue.

El lunes por la noche, Politico publicó un borrador de opinión mayoritaria de 98 páginas escrito por el juez asociado conservador Samuel A. Alito Jr. en el caso de aborto de Mississippi. El documento dice: “Es hora de prestar atención a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes electos del pueblo”. Y es que Roe vs. Wade actualmente no deja que cada estado decida la legislación que quiere aplicar sobre el aborto.

La Corte Suprema confirmó la autenticidad del borrador la mañana siguiente, cuando el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, anunció la apertura de una investigación sobre la filtración, lo que sugiere que se anulará Roe.

El presidente Biden, que se identifica como católico, apoya el aborto, que la Iglesia Católica señala que destruye a una persona humana con dignidad y valor inherentes.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Biden se equivoca y no se sonroja, se enorgullece. Sí sabe lo que hace.
    En cuanto a la biología, no es la religión la que dice cuándo comienza la vida, sino la ciencia. Por eso Sto. Tomás, basado en el conocimiento de su época, decía que la vida comienza con el primer movimiento del feto percibido por la madre. Pero era categórico en rechazar el aborto. Si viviera hoy, no dudaría en decir lo que dice hoy la ciencia: la vida comienza desde la fecundación.
    Pero en el aspecto doctrinal o religioso, la Iglesia ha tenido muy claro desde el siglo 1, que abortar es maldad a los ojos de Dios. Didajé 2,2 (el primer catecismo de la Iglesia, año 70), Bernabé Apóstol, epístola 19,5. (Fue quien asistió a San Pablo en su conversión). [Catecismo 2271.]
    La revelación divina es el fundamento de nuestra postura ante el asesinato intrauterino: «De maldad he sido formado, pecador me concibió mi madre» (Salmo 51,7).
    Las células del cuerpo no pueden tener pecado. El alma es lo único que puede tener pecado. Si desde la concepción (fecundación del óvulo por el esperma) se es pecador, desde la concepción hay alma. El alma la infunde Dios, no los padres. Matar un cigoto, embrión o feto, es matar un ser con alma, un ser que tiene algo que Dios puso en dicho ser.
    Alguna autoridad católica debe decirle a Biden que cada vez que comulga comete sacrilegio (es decir, pecado sobre pecado).

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú