fbpx

E-Cristians denuncia la inacción a la hora de investigar el 99,8% de los casos de pederastia

Los datos son bien conocidos: los casos de pederastia confirmados y presuntos producidos entre 2009 y 2019, es decir, los que realmente tienen efectos penales porque no han prescrito, tan solo incriminan a sacerdotes y religiosos en un 0,2%. Este dato procede de la fundación ANAR, que desde 1970 se dedica a la atención de niños y adolescentes en riesgo.

Esto significa que en su casi totalidad las víctimas de presuntos abusos han tenido a otros responsables. Destacan el 39,2% de los casos cometidos por los familiares más cercanos (padres, abuelos, hermanos y hermanas, padrastros, madrastras y hermanastros). El entorno familiar más lejano y los amigos de la familia significan el 15,3% (con una participación significativa de tíos, 5,4%; y sobrinos, 4,7%). La pareja o ex pareja del menor representa el 8,0% de los casos. Los abusos producidos por relaciones surgidas de internet son el 5,25% y los producidos por profesores y monitores del ocio 4,7%.

La cuestión es, según se pregunta e-Cristians, «¿por qué dada a conocer esta lacra social de la pederastia, ni el Congreso de los Diputados, ni la Fiscalía General investigarán la inmensa mayoría de casos, limitándolos tan sólo al 0,2% eclesiales?».

La manipulación de la realidad y la discriminación que se comete se hace evidente si se considera que, los profesores, que representan el 3,7% de los presuntos abusos, y que no son ni de lejos el colectivo más numeroso, que es un grupo corporativo básicamente integrado por funcionarios estatales y significa 18 veces más que los sacerdotes y religiosos, no son objeto de atención. ¿Es que el Estado es inocente de las responsabilidades de su colectivo?, se pregunta en el comunicado la asociación.

E-Cristians recuerda que, además, la Fiscalía General del Estado, siendo titular María José Segarra Crespo y ministro de Justicia la actual Fiscal General, Dolores Delgado, ya solicitó a las diversas instancias fiscales una información, que nunca culminó, sobre todos los casos de pederastia y no exclusivamente los religiosos. «¿Por qué ahora se limita tanto el foco de la indagación?», vuelven a preguntarse.

«Existe una voluntad política deliberada -prosigue- de sacar del foco el problema social de la pederastia, tan extendido a nuestra sociedad, y esconderlo detrás de los sacerdotes y religiosos, que como colectivo presenta un número de casos de reducida incidencia, tanto en términos relativos como absolutos, en comparación con todos los demás colectivos que se relacionan con menores. En realidad se pretende convertir a la Iglesia en chivo expiatorio de un pecado social y de las instituciones civiles«.

Es por eso que e-Cristians «exige» una rectificación de los Diputados y de la Fiscalía» a fin de estudiar todos los casos verificados y presuntos e incluir a todas las víctimas». Y concluye «todo lo que no sea esto es ocultación por parte de las instituciones y constituye un escándalo y una vergüenza».

e-Cristians exige una rectificación de los Diputados y de la Fiscalía a fin de estudiar todos los casos verificados y presuntos e incluir a todas las víctimas Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Messerschmidt
    8 febrero, 2022 18:04

    Ciertamente, los familiares, biológicos o no, suman la mitad de los casos, cosa que no es ninguna novedad para quien se haya ocupado un poco del tema. El colectivo de los docentes e instructores con un 4,7 es relativamente pequeño, pero enorme en comparación con el de los sacerdotes. Sin embargo, ni la familia ni los docentes son estigmatizados como lo son los religiosos. Desde luego, en el caso de estos últimos el escándalo es especialmente grave en el aspecto cualitativo, ya que se sirven de su condición de personas sacramentalmente consagradas para cometer sus desmanes: el daño moral es así gravísimo y es, sin no de iure si de facto, un sacrilegio. Pero sin ninguna duda hay intereses muy grandes, desgraciadamente incluso dentro de la propia Iglesia, que llevan a magnificar e instrumentalizar estos hechos. Y cuando las estadísticas no aportan mucho, se recurre al manido argumento de que hay una «cifra negra» mayor. Sí, seguramente la hay, pero no sólo en la Iglesia, también en la escuela y en la familia.

    Responder
  • De este informe de ANAR, los anticatólicos dicen:
    «Sí, curas son 0,2% de todos los casos, pero porque hay menos curas que familiares; sin embargo, proporcionalmente hay más abusos por cura que abusos por familiar».
    Tienen razón… parcialmente.
    Porque menos curas, menos abusos; más familiares, más abusos. Por lo tanto, la atención debe enfocarse más donde hay más número de abusos, que donde hay más proporción, pero menos número.
    P. ej., de 1000 abusos, 233 son por familiares y 2 por curas. ¿Qué es más urgente: investigar 233 o 2? Para la fiscal Dolores, es más urgente 2 que 233.
    ¡No le importan las víctimas, le importa su ideología!
    Pero ella no hace nada diferente de lo que hace el zurdaje siempre y en todas partes. La gente le importa un pito, servir le importa un pito; le importa el poder, le importa avasallar.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.