fbpx

Las claves del ataque a Benedicto XVI por su gestión cuando era arzobispo de Múnich

El pasado jueves, 20 de enero, se publicó el informe sobre los abusos en la diócesis de Múnich. El informe revisaba la gestión de los arzobispos en los casos de abusos por parte de una parte del clero desde 1945 hasta 2019, entre los que se encuentra Joseph Ratzinger, actualmente Papa emérito Benedicto XVI.

En más de un año de trabajo, el informe se centró en el tratamiento de los casos de abusos del pasado mediante entrevistas con las víctimas y los responsables. De las 71 personas entrevistadas, 56 respondieron a la solicitud. Las declaraciones se compararon a finales de agosto de 2021. Según los expertos, el número de delitos no denunciados sería «considerablemente mayor».

La gestión de los arzobispos

En particular, el informe repasa la gestión de los sucesivos arzobispos de Múnich: Michael von Faulhaber, Joseph Wendel, Julius Doepfner, Joseph Ratzinger, Friedrich Wetter y Reinhard Marx. El Papa emérito Benedicto XVI, que fue arzobispo de Múnich de 1977 a 1982, también fue examinado en sus años como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La comisión independiente habría identificado cuatro casos ocurridos durante el ministerio del entonces cardenal Ratzinger, y los responsables de los abusos siguen en sus cargos. Los redactores del informe creen que hubo alguna responsabilidad, mientras que el Papa emérito -según ellos- respondió a las preguntas y dijo que no tenía conocimiento de la situación. El caso más llamativo, el de un sacerdote de la diócesis de Essen que luego fue trasladado a Múnich, ya se conocía desde 2010.

Benedicto XVI ha corregido su declaración sobre ese reciente informe sobre la gestión de los abusos en la Archidiócesis alemana de Múnich y Freising. En una declaración hecha pública en la agencia de noticias KNA por su secretario especial, el Arzobispo Georg Gänswein, el Papa emérito afirma, en contra de sus anteriores afirmaciones, que cuando era Arzobispo de Munich (1977-1982) asistió a una reunión del ordinariato celebrada el 15 de enero de 1980.

El error –se lee en la nota– no se cometió con mala intención, sino que fue consecuencia de un descuido en la redacción de su opinión». Cómo pudo ocurrir esto, lo aclarará en el dictamen que presentará más adelante. Lamenta mucho este error y pide una disculpa».

Sin embargo –se precisa en la declaración de Benedicto XVI– «permanece objetivamente correcta, como se verifica en la documentación, la afirmación según la cual en el curso de esta reunión no se tomó ninguna decisión en relación a un encargo pastoral para el sacerdote en cuestión. Por el contrario, sólo se aceptó la solicitud de proporcionarle alojamiento en Múnich durante el periodo de su tratamiento terapéutico”.

Por ello, el Papa emérito, que cumplirá 95 años el próximo 16 de abril, y que durante su pontificado ha luchado con fuerza contra la lacra de los abusos, como tantas veces ha subrayado el Papa Francisco, se pronunciará sobre el informe. De momento, dice la nota a la KNA, se esfuerza por leerlo rápidamente, pero pide comprensión por el hecho de que le llevará tiempo examinarlo en su totalidad «en vista de su edad y su salud, pero también por la amplitud del documento»: de hecho, tiene más de 1.000 páginas. Lo que ha leído hasta ahora –afirma– le llena de «vergüenza y dolor por el sufrimiento de las víctimas». Por último, dice estar «muy cerca de su antigua Archidiócesis de origen y de su compromiso con la clarificación». En particular, sus pensamientos están con las víctimas que han tenido que soportar los abusos sexuales y la indiferencia».

Benedicto XVI, las claves de las que no se habla

Algunos sectores han querido utilizar esta situación para atacar la figura de Benedicto XVI. Es por eso que el siguiente vídeo de Magnificat TV resulta esclarecedor para entender este episodio:

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.