Conocer personalmente a un musulmán genera una opinión positiva hacia su religión; saber algo sobre el Islam, menos

El pasado 18 de junio publicábamos una información sobre un estudio del Pew Research Center que venía a constatar que los cristianos occidentales son más propensos que los no afiliados religiosamente a tener un sentimiento negativo hacia los inmigrantes y que el Islam es incompatible con los valores nacionales de los países que analizaba.

Ahora, este centro de investigación ha publicado un nuevo informe respecto a la visión que de los musulmanes se tiene en Europa Occidental: ‘In Western Europe, familiarity with Muslims is linked to positive views of Muslims and Islam’ (‘En Europa Occidental, la familiaridad con los musulmanes está vinculada a puntos de vista positivos sobre los musulmanes y el Islam’).

En sus conclusiones, el estudio destaca que conocer personalmente a un musulmán genera una opinión positiva hacia ese colectivo y su religión, mucho mayor que cuando el encuestado manifiesta no conocer en persona a algún miembro de la comunidad musulmana.

Ahora bien, cuando se pregunta a los europeos occidentales si están en desacuerdo con la afirmación de que “los musulmanes quieren imponer su ley religiosa a todos los demás”, la diferencia en las respuestas entre quienes conocen el Islam y los que no es mucho menor.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia
Conocer personalmente a un musulmán genera una opinión positiva hacia ese colectivo y su religión

Conocer personalmente a un musulmán genera una opinión positiva hacia ese colectivo y su religión

Conocerles personalmente, factor clave

Tras analizar los resultados del estudio llevado a cabo en 15 países de Europa Occidental, sus responsables concluyen que “las personas que dicen conocer personalmente a un musulmán suelen ser más propensas que otras a opinar positivamente sobre los musulmanes y su religión”.

“Sin embargo, saber algo sobre el Islam, en oposición a conocer personalmente a un musulmán, está menos asociado con estos sentimientos positivos”, dicen.

Este patrón de comportamiento se manifestó en las respuestas a diferentes preguntas realizadas a europeos no musulmanes para medir las actitudes hacia ese colectivo, “incluyendo si creen que el Islam es compatible con la cultura y los valores de su país y si estarían dispuestos a aceptar a un musulmán como miembro de su familia”, añade el estudio.

En el siguiente doble gráfico se pueden ver las respuestas de los encuestados en los diferentes países, así como la media de los 15 analizados, cuando se les plantea si están en desacuerdo con la afirmación “en sus corazones, los musulmanes quieren imponer su ley religiosa a todos los demás en el país”.

Opinar positivamente sobre los musulmanes, su religión o el Islam es más fácil cuando se les conoce personalmente

Opinar positivamente sobre los musulmanes, su religión o el Islam es más fácil cuando se les conoce personalmente

En la parte derecha del gráfico, cuando se analiza la media de los 15 países, se puede ver que hay una diferencia de 25 puntos porcentuales entre el 73% de quienes conocen personalmente a un musulmán y no están de acuerdo con aquella afirmación y solo el 48% cuando son encuestados que no los conocen personalmente.

Por el contrario, en la columna de la izquierda se puede ver que, ante la misma pregunta, la media de los mismos países en las respuestas entre quienes conocen el Islam (68%), o no (64%), muestra una diferencia de tan solo 4 puntos porcentuales.

“En Suiza, que tiene una población musulmana relativamente grande (alrededor del 6% de la población total): aquellos que dicen conocer personalmente a un musulmán tienen 37 puntos porcentuales más que aquellos que no están en desacuerdo con esta afirmación”, ilustra el estudio.

“Más de ocho de cada diez (85%) de los que dicen conocer a un musulmán no están de acuerdo con la afirmación, en comparación con solo el 48% de los que no conocen a un musulmán”, agrega.

“También existen grandes diferencias en el Reino Unido (37 puntos porcentuales), Austria (35 puntos), Alemania (34 puntos), Irlanda (29 puntos), Italia (27 puntos), Dinamarca (26 puntos) y Francia (24 puntos)”, continúa.

“Por el contrario, hay menos diferencias en esta pregunta entre aquellos que dicen que saben ‘mucho’ o ‘algo’ sobre el Islam y aquellos que saben ‘no mucho’ o ‘nada en absoluto’, añade, en referencia a la parte izquierda del doble gráfico.

España es el único país que muestra una coincidencia en los resultados sobre la diferencia entre quienes conocen o no a un musulmán y quienes conocen o no el Islam: 11 puntos porcentuales en ambos casos.

Son muchos menos los que conocen el Islam que quienes dicen conocer personalmente a un musulmán

Son muchos menos los que conocen el Islam que quienes dicen conocer personalmente a un musulmán

El Islam, mucho más desconocido

Por otra parte, el estudio del Pew Research Center analiza también los porcentajes de europeos occidentales que dicen conocer personalmente a un musulmán y aquellos que dicen saber mucho o algo sobre el Islam.

En este caso, la media de los 15 países muestra que quienes dicen conocer personalmente a un musulmán (67%) son casi el doble de quienes tienen conocimiento del Islam (36%), como se puede observar en este otro gráfico.

Quienes dicen conocer personalmente a un musulmán son casi el doble de quienes tienen conocimiento del Islam

Quienes dicen conocer personalmente a un musulmán son casi el doble de quienes tienen conocimiento del Islam

Por ejemplo, “en Francia, que tiene el porcentaje más alto de musulmanes en Europa occidental (9%), casi el doble de adultos dice conocer personalmente a un musulmán que los que dicen tener al menos algún conocimiento del islam (79% y 40%, respectivamente)”, señala el estudio.

En el caso de Holanda, el porcentaje en la diferencia casi se triplica (26% frente al 72%). Y respecto a España, la diferencia es más del doble: 27% de quienes dicen conocer el Islam y 60% de quienes conocen personalmente a un musulmán.

“Si bien conocer a un musulmán es frecuente en la mayoría de los países de Europa occidental, es menos común en Estados Unidos, donde el 45% de los adultos conocen a alguien que es musulmán, según otro estudio del Pew Research Center”, señala el informe.

“La encuesta en Europa Occidental se realizó en medio de debates políticos en curso en toda la región sobre el papel que el Islam y los musulmanes deben jugar en la sociedad. Solo en el último año, el tema ha jugado un papel destacado en las elecciones nacionales de varios países de Europa Occidental, incluidas las elecciones de 2017 en Austria y Alemania y las elecciones de 2018 en Italia, concluye el estudio.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú