¿Cuál es el verdadero camino que conduce al cielo? El Papa responde

En su reflexión tras el rezo del Ángelus de este domingo, 21 de octubre, el Papa Francisco explicó a través de los protagonistas, los discípulos Santiago y Juan, cuál es el verdadero camino que conduce al Cielo. El obispo de Roma explicó que los discípulos, esperaron “ansiosamente que el Señor instaure el Reino de Dios y los siente, en su gloria, uno a la derecha y el otro a la izquierda, junto a Él”.

El Santo Padre evidencia que el Señor sabe que Santiago y Juan, aun llenos de entusiasmo por la causa del Reino, están “contaminados por el espíritu del mundo”. “Mientras ellos hablaban de ‘tronos de gloria’ sobre los que sentarse junto a Cristo Rey – señala el Obispo de Roma – Él habla de una “cáliz” para beber, de un “bautismo” para recibir, es decir, de su pasión y muerte”. porque “ellos también, como los otros Apóstoles, participarán de su cruz, cuando llegue su hora”.

Elegir el camino del amor “en pérdida”

El Papa señala que Jesús quiere enseñar a sus discípulos el camino del amor “en pérdida”, a no pensar en el ‘premio’ del que se ocupará el Padre. “El camino del amor es siempre ‘en pérdida’ porque amar significa dejar de lado el egoísmo, la autorreferencialidad, para servir a los demás”.

El mensaje del Señor es claro, evidencia el Papa: “mientras los grandes de la Tierra construyen ‘tronos’ para su propio poder, Dios elige un trono incómodo, la cruz, desde la cual reinar dando su vida”: porque “El Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate de muchos”.

“El camino del servicio es el antídoto más eficaz contra el morbo de la búsqueda de los primeros lugares, es la medicina para los trepadores, esta búsqueda de los primeros puestos que contagia a muchos contextos humanos y no perdona ni siquiera a los cristianos, al pueblo de Dios, como tampoco a la jerarquía eclesiástica” asegura el Pontífice. Y concluyendo su reflexión, insta a recibir este Evangelio como una “llamada a la conversión, a dar testimonio con valentía y generosidad de una Iglesia que se inclina a los pies de los últimos, para servirles con amor y sencillez”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú