Elecciones regionales en Francia: rechazo tanto a Macron como a Le Pen

En las pasadas elecciones regionales francesas, celebradas el 20 de junio,  apenas votaron uno de cada tres electores. Era la primera vuelta, pero ya han dejado algunos titulares.

El primero y más evidente es el rechazo generalizado de los franceses hacia su presidente, Emmanuel Macron. Es inaudito que el partido en el gobierno obtenga tan solo un 10% de los votos totales.

Si se tiene en cuenta, además, que la abstención se situó en el 66,7% (la mayor desde que Charles de Gaulle fundó la Quinta República), tan solo un 3% de los electores concedió su confianza a Macron. La cifra es tan baja que da vértigo.

La abstención se situó en el 66,7%

El batacazo para Macron es aún más fuerte ya que durante estas últimas semanas se implicó a fondo dando una gira por Francia que le valió críticas por hacer campaña encubierta. También movilizó a la plana mayor del gobierno para dar apoyo a los candidatos de su partido, La República En Marcha (LREM).

A pesar de ello, cómo recoge el editorial de Le Figaro del martes 22 de junio desde el palacio del Elíseo no ha llegado ninguna autocrítica de la debacle electoral.

El segundo gran titular que han dejado estas elecciones ha sido el fiasco del Reagrupamiento Nacional (ex-Frente Nacional) de Marine Le Pen. En efecto, las múltiples previsiones que auguraban un claro avance de esta formación no se han cumplido.

De hecho, respecto a las elecciones regionales del 2015, el RN ha perdido en valores absolutos más de 3,3 millones de votantes. Hace cinco años, Le Pen sumaba el 28% de los votos totales de la primera vuelta, mientras que este año tan solo ha cosechado el 19%.

Sin embargo, hay que poner estas cifras en perspectiva.

En primer lugar, el RN ha sido en cualquier caso la segunda fuerza más votada detrás de la derecha tradicional, Los Republicanos (LR).

En segundo lugar, su electorado mayoritario, los jóvenes, se ha abstenido de forma desproporcionada: el 82% de los franceses menores de 35 años no ha ido a votar.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

De hecho, según un sondeo Ifop-Fiducial, la abstención ha hecho perder a Le Pen el 71% de sus electores.

En el extremo opuesto, la mayor movilización de las personas mayores ha dado lugar a resultados sorprendentemente buenos para los partidos más tradicionales del panorama francés.

Los Republicanos (LR) y el Partido Socialista (PS) han cosechado respectivamente el 28% y el 18% de los votos a escala nacional.

Paradójicamente, LR y el PS son dos fuerzas políticas que durante los últimos años han sido totalmente barridas del panorama político francés, siendo remplazadas por LREM y el RN.

la derecha y la izquierda tradicionales se han beneficiado de su inercia histórica

En esta primera vuelta de las elecciones regionales francesas la derecha y la izquierda tradicionales se han beneficiado de su inercia histórica, de su mayor presencia a nivel local y de la mayor movilización del electorado de edad avanzada.

Sin embargo, leer estos resultados con la mente puesta en las elecciones presidenciales previstas el año que viene es un error: nada en ellos indica que LR o el PS tengan hoy por hoy opciones de recuperar la presidencia de la República Francesa.

Sin líderes carismáticos y con el debate político francés tallado a medida para un nuevo duelo Macron-Le Pen (el representante de la globalización contra la líder del soberanismo estatal), de momento nada indica que los partidos tradicionales puedan aspirar a gobernar Francia de nuevo.

A pesar del descalabro electoral que Macron acaba de recibir, su falta de autocrítica deja claro que la única opción por la que sigue apostando para ser reelegido en 2022 es enfrentarse de nuevo a Marine Le Pen.

En esta primera vuelta de las elecciones regionales, los franceses han demostrado su rechazo tanto al uno como a la otra. Pero fuera de Macron y Le Pen, de momento no parece que tengan ninguna otra opción.

Ante este dilema, la abstención en Francia seguirá previsiblemente al alza.

Tan solo un 3% de los electores concedió su confianza a Macron Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Javier Plaza
    25 junio, 2021 21:09

    Macron trabajó para la banca privada. Y no me cabe la menor duda de que sigue trabajando para ella. No hace nada con la inmigración, quitó la posibilidad de la educación en casa, los militares le han llamado la atención. No comprendo como la gente vota a un candidato de la banca R. Y el resto de políticos valen lo que él. A le Marie Le Penn jamás la dejarán gobernar.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú