Los médicos andaluces se suman a sus colegas: la eutanasia “no es un acto médico”

Muchas han sido las asociaciones y colegios de médicos que se han manifestados contra la aprobación de la Ley de eutanasia que se aprobó en el país el pasado viernes, 19 de marzo. Ahora se suman los médicos andaluces a través del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM).

Con fecha de 20 de marzo los médicos de la comunidad andaluza han hecho público un comunicado por medio de cual elevan su voz contra lo que considera una imposición a los médicos de “un acto que no es un acto médico”, que es contrario a la autorregulación profesional, a la deontología médica desde que existe la profesión y a los Derechos Humanos.

Se trata de “una Ley redactada y aprobada no sólo de espaldas sino en contra de la opinión de la Profesión Médica y de sus únicos representantes”, según el texto.

“En las Jornadas sobre la Eutanasia organizadas por el CACM en diciembre de 2020 -prosigue-, se puso de manifiesto la preocupación de la Profesión Médica porque se consideraba que la Proposición de Ley Orgánica de Eutanasia y Suicidio Asistido era injusta al atentar contra los principios que la rigen, innecesaria al no existir una demanda social real, inoportuna en el contexto actual de pandemia y de dudosa legitimidad democrática, fomentando una sociedad insolidaria con los más dependientes y necesitados”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Según los médicos andaluces, existe un consenso “unánime” en la Profesión Médica sobre “la urgente necesidad de una Ley de Cuidados Paliativos que garantice su acceso universal, dada la escandalosa deficiencia y la inequidad que existe actualmente en España”.

Y es que España es el único de los 6 países que en la actualidad tienen legalizada la eutanasia en el que no existe una Ley de cuidados paliativos nacional, fuerte y respaldada con recursos.

“Sin cuidados paliativos universales y de excelencia, y sin acceso real a la Ley de Dependencia, el paciente nunca tendrá libertad de elección”, advierten.

Asimismo, los médicos quieren “dejar patente” que existe un derecho a que en un momento tan crucial de la vida de una persona, esta y su familia “tengan una atención completa, personalizada, desde el punto de vista físico, psicológico, espiritual y social y que no existe un derecho a morir, constituyendo esta Ley un riesgo de discriminación para personas con incapacidades o especialmente vulnerables”.

“También queremos significar -prosiguen- que el registro de objetores que prevé la ley no es ninguna salvaguarda para los médicos, sino todo lo contrario, un sistema que vulnera el derecho fundamental a la libertad ideológica y a la propia identidad ética, obligándoles a declarar públicamente sobre ello, violentándose así su propia dignidad y su vocación con la vida y la salud de las personas”.

Por último, recuerdan que “la Profesión Médica ha ratificado la Declaración de la Asociación Médica Mundial (AMM), en la 70ª Asamblea General celebrada en Tiflis, en la que se reitera su máximo respeto por la vida humana, oponiéndose firmemente a la Eutanasia y al suicidio con ayuda médica”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú