Inflación: el BCE muestra preocupación sobre el euro

Ayer se publicaron las actas de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), que tuvo lugar el día 10 de septiembre, en la que la apreciación del euro fue el principal tema. En esa reunión el BCE mantuvo los estímulos monetarios y reconoció que la recuperación económica ante el impacto de la pandemia es desigual en los países. “Dada la apertura de la economía de la zona del euro, los miembros del Consejo de Gobierno consideraron que una apreciación mayor del tipo de cambio constituye un riesgo para el crecimiento y la inflación”, según las actas.

De hecho, el personal del BCE ha considerado en sus proyecciones macroeconómicas de septiembre “un impacto significativo de la apreciación del tipo de cambio del euro en la inflación” de la región. El euro se ha apreciado significativamente frente al dólar, pero también frente a casi todas las divisas de economías avanzadas y emergentes desde mediados de julio, cuando el BCE celebró su anterior reunión antes de las vacaciones de verano.

En cuanto al crecimiento del PIB, a pesar de reducir al -8% la estimación de contracción económica en 2020, las nuevas proyecciones del BCE se mostraron algo menos optimistas para 2021 y 2022, cuando prevé que la economía de la zona euro crecerá un 5% y un 3,2%, respectivamente, por debajo del 5,2% y el 3,3% que estimaba en junio. “Dada la apertura de la economía de la zona del euro, los miembros consideraron que una nueva apreciación del tipo de cambio constituía un riesgo tanto para el crecimiento como para la inflación”, recoge el documento que resume las discusiones de los banqueros centrales.

A este respecto, el Consejo de Gobierno del BCE observó que la evolución del tipo de cambio efectivo nominal se ha visto impulsado en cierta medida por una mejora generalizada del sentimiento de riesgo y la menor búsqueda de refugio o seguridad, en parte debido a una evolución más favorable en la zona euro, así como a la debilidad del dólar estadounidense. Asimismo, los cambios relativos en la política monetaria en los Estados Unidos y la eurozona también se consideraron un factor importante.

“Se sugirió que era el ritmo de apreciación del euro, más que el nivel del tipo de cambio, lo que podía convertirse en motivo de preocupación”, recoge el texto, así como las dudas de los consejeros respecto de cuán persistentes serían los movimientos recientes del tipo de cambio, con una alta volatilidad y potencial de movimientos en ambas direcciones.

De este modo, si bien el tipo de cambio del euro no supone un objetivo de política para el BCE, el valor exterior de la divisa representa un determinante importante de la evolución de la inflación en la zona del euro, por lo que existió un amplio acuerdo en el seno del Consejo de Gobierno en que la reciente volatilidad del tipo de cambio del euro requería un seguimiento cuidadoso sobre sus posibles implicaciones para las perspectivas de estabilidad de precios a medio plazo.

El euro se ha apreciado significativamente frente al dólar, pero también frente a casi todas las divisas Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú