La variante Delta debilita la recuperación

La última variante del Coronavirus, conocida como Delta, ha llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI)a revisar a la baja las expectativas de la economía española. Según el último informe la recuperación de las diferentes economías se dividen en dos bloques. En el primero se incluyen casi todas las economías avanzadas, donde se espera una mayor normalización de la actividad a finales de este año. Por el contrario, en el segundo grupo, muchos emergentes se enfrentarán todavía a infecciones recurrentes y al aumento del número de muertes por covid-19.

La variante Delta que, según recuerdan la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) en un comunicado conjunto, la evidencia sugiere que es entre un 40% y un 60% más transmisible que la variante Alpha (la originada en Reino Unido). Además, el ECDC estima que para finales de agosto representará el 90% de todos los virus del SARS-CoV-2 en la UE.

En medio existen algunas excepciones entre países avanzados como España, que junto a Japón (con un recorte de medio punto porcentual), es la única gran economía europea (y desarrollada) que sufre una ligera rebaja de crecimiento por parte de la institución con respecto a las proyecciones del pasado mes de abril. En estos menesteres, una primera mitad de año más débil de lo previsto ha sido la responsable de una rebaja en la que todavía no se refleja el impacto de la quinta ola que sufre actualmente nuestro país.

De esta forma, al contrario de lo proyectado para otros países como Alemania o Francia, el Fondo opta por recortar en dos décimas las perspectivas para el PIB español, que este año avanzará un 6,2%. Eso sí, una cifra que congenia con la que baraja actualmente el Banco de España o Bruselas, que a comienzos de este mes mejoró sus previsiones y situó la expansión de la economía española en el mismo nivel que el FMI.

EL FMI pidió así a los países económicamente más fuertes que compartan 1.000 millones de dosis de vacunas contra la covid-19 con los países pobres y en desarrollo y que levanten todas las barreras comerciales que puedan impedir el envío de las vacunas. Durante la rueda de prensa para presentar la actualización de las perspectivas económicas globales del FMI, la economista jefe del Fondo, Gita Gopinah, explicó que el aumento de los contagios con la variante delta se ha tenido en cuenta para hacer una revisión a la baja de las previsiones económicas en los países emergentes de Asia.

Pero también admitió que el aumento de los contagios por esta variante en Estados Unidos son “preocupantes” y pueden afectar negativamente a este país. El FMI ha mejorado de forma notable las previsiones económicas estadounidenses para este año y el que viene (calcula un aumento del PIB del 7% en 2021 y del 4,9% en 2022), pero la economista jefe admitió que estas estimaciones se pueden ver afectadas por la extensión de la variante delta.

Y sobre la evolución económica global insistió en la necesidad de que haya un reparto más equitativo de las vacunas. En este sentido, aunque valoró el compromiso de las principales instituciones económicas y las grandes economías, recalcó que hay que hacer un mayor esfuerzo, y apuntó que hay países en desarrollo con niveles de vacunación todavía muy bajos, en los que ni siquiera sus trabajadores de la salud han sido aún inmunizados.

España es la única gran economía europea (y desarrollada) que sufre una ligera rebaja de crecimiento por parte de la institución con respecto a las proyecciones del pasado mes de abril Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

4 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú