Las grandes hoteleras prolongan los ERTE

Las hoteleras Meliá, Barceló y RIU han anunciado que van a seguir apostando por prolongar los ERTE de fuerza mayor y han incluido a una parte importante de su fuerza laboral en este mecanismo. La finalidad es quedarse a la espera de que la demanda se reactive con la llegada de la temporada alta y la aceleración del proceso de vacunación. Sin embargo,  NH se queda por ahora sola a la hora de pasar de los ERTE a los ERE. La cadena controlada por la tailandesa Minor anunció el pasado viernes el inicio de las negociaciones para hacer un despido colectivo en sus servicios centrales

Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, enero se cerró con 440.000 empleos suspendidos en el turismo, un 59,6% del total. De ellos, 113.000 correspondieron a los hoteles, un 25% del total, tan solo por detrás de bares y restaurantes, con 244.000 trabajadores en ERTE.

Entre las grandes hoteleras destaca Meliá. De los 8.000 trabajadores en España, tiene más de 5.000 con el empleo suspendido hasta el 31 de mayo, el límite fijado en la nueva prórroga aprobada por el Gobierno. “Creemos que las empresas que estamos más enfocadas en los segmentos de ocio o que combinan ocio y negocio en la playa tenemos una ventaja competitiva frente al urbano”, recalcan desde la hotelera dirigida por Gabriel Escarrer.

En la misma situación que Meliá se encuentra Riu, con el 56% de la plantilla de España con el empleo suspendido (2.049 trabajadores). Las cuarentenas y los cierres de los grandes mercados internacionales, como Reino Unido o Alemania, unidos a las restricciones de movimiento entre comunidades autónomas (lo que impide el movimiento de los grandes emisores como Madrid o Cataluña) han llevado a las hoteleras a una actitud conservadora.

Barceló tampoco es ajena a la ausencia de turistas desde marzo de 2020. “Barceló solo tiene abiertos la mitad de sus hoteles en la actualidad, lo que ha hecho que tuviéramos que extender el ERTE para gran parte de la plantilla hasta el 31 de mayo, con lo que no habrá reactivación del empleo hasta esa fecha”. La hotelera Barceló y Globalia han elevado su petición de ayuda al fondo de rescate del Gobierno en 80 millones de euros, que se añadirían a los 240 millones de euros solicitados inicialmente para fusionar sus negocios de agencias de viajes (Ávoris y Halcón Viajes, respectivamente).

Otras empresas del sector también han solicitado ayudas, tales como el Grupo Hotusa, la propietaria de Trasmediterránea (Naviera Armas), el grupo turístico Wamos (propietario de Pullmantur y Nautalia), Hotelatelier (propietario de los Petit Palace y los Icon) y el grupo Sehrs (distribución para hostelería).

Las cuarentenas y los cierres de los grandes mercados internacionales, como Reino Unido o Alemania, unidos a las restricciones de movimiento entre comunidades autónomas han llevado a las hoteleras a una actitud conservadora. Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú