fbpx

Las propuestas neutralizadoras de políticas LGBTI avanzan en Estados Unidos

Este año se prevé otro año sin precedentes para la legislación que neutraliza la política LGBTI en las legislaturas estatales de Estados Unidos.

En un intento de impulsar una base conservadora antes de las elecciones de mitad de período, los legisladores republicanos han propuesto al menos 325 proyectos de ley hasta el momento, con alrededor de 130 dirigidos específicamente a los derechos de las personas transgénero. Eso ya está por delante de los 268 introducidos el año pasado, un récord anterior. Un total de 27 se convirtieron en ley en 2021, el mejor año en la historia reciente para la legislación que neutraliza las leyes LGBTI, según Human Rights Campaign, un grupo de defensa de LGBTI. Este año, hasta el momento siete se han convertido en leyes.

“Estamos viendo un aumento en la frecuencia y el extremismo de estos proyectos de ley a medida que pasa el tiempo”, considera Sam Ames, director de defensa y asuntos gubernamentales en Trevor Project.

LGBTI

En marzo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó un proyecto de ley que prohíbe la instrucción sobre orientación sexual e identidad de género, denominado por los opositores como el proyecto de ley «No digas gay». Esa legislación ya ha inspirado propuestas de imitación en al menos un puñado de estados, incluidos Alabama, Georgia, Luisiana y Ohio. El vicegobernador de Texas, Dan Patrick, dijo esta semana que quiere priorizar la aprobación de una legislación que imite la de Florida. En enero entró en vigencia una ley separada que requiere que los estudiantes de las escuelas públicas de Texas practiquen deportes en función de su género asignado al nacer.

El mes pasado, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, promulgó proyectos de ley que prohíben algunos tipos de procedimientos médicos para jóvenes transgénero y evitan que los estudiantes transgénero participen en deportes escolares de acuerdo con su identidad de género. La legislación que neutraliza la legislación LGBTI también se firmó este año en Arizona, Dakota del Sur, Iowa, Oklahoma y Utah.

En 2022, Tennessee ha introducido más medidas que cualquier otro estado, incluida una que protege a los maestros que se niegan a usar los pronombres preferidos de un estudiante de responsabilidad civil o de ser despedidos. El año pasado, el gobernador de Tennessee, Bill Lee, firmó una ley que prohíbe a los estudiantes transgénero usar baños o vestuarios que se alineen con su supuesta identidad de género, y otra que prohíbe a los médicos recetar bloqueadores de la pubertad o terapia hormonal a niños preadolescentes.

LGBTI

El jueves, la Cámara de Representantes de Alabama votó para convertir en delito grave, con una posible sentencia de 10 años de prisión, que un médico recete bloqueadores de la pubertad u hormonas para ayudar a la transición de género a cualquier persona menor de 19 años. El proyecto de ley también exigiría consejeros escolares y enfermeras para alertar a los padres si un niño revela que se identifica como transgénero. La propuesta tendría que ser promulgada por el gobernador antes de que pueda entrar en vigor.

Aunque solo un puñado de los 325 proyectos de ley neutralizadoras LGBTI propuestos este año se han convertido en ley, a los expertos les preocupa que su mera consideración aún pueda tener un impacto.

La última oleada de legislación contra el homosexualismo político se produce a raíz de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de 2015 en Obergefell v. Hodges, que permitió que las parejas del mismo sexo se casaran en los 50 estados. Al año siguiente, Carolina del Norte aprobó su infame proyecto de ley sobre baños, que provocó un boicot y finalmente la rescisión de la ley.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • No es suficiente. Hay que ir por más, hasta rescatar el derecho de las cosas. Algo tan vil como que rezar ante un matadero de fetos es un delito de violencia contra la mujer no sólo debe abolirse, sino también establecer como delito gravísimo acabar con la vida de un ser humano que no tenga intención de agredir a otro para causar daño, definiendo como ser humano aquel ser vivo generado por la unión de un espermatozoide humano con un óvulo humano .

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú