El Vaticano recuerda que la Iglesia Católica no puede bendecir los matrimonios homosexuales

La Iglesia Católica y sus sacerdotes no pueden bendecir los matrimonios homosexuales porque Dios “no puede bendecir el pecado”, ha afirmado este lunes el Vaticano.

La Congregación para la Doctrina de la Fe, se manifestó así respondiendo una dubia (pregunta) sobre las uniones de homosexuales. La declaración de dos páginas publicada en siete idiomas fue aprobada por el Papa Francisco.

“La bendición de las uniones homosexuales no puede considerarse lícita”, dice la declaración, y agrega que “no hay absolutamente ninguna base para considerar que las uniones homosexuales sean de alguna manera similares o incluso remotamente análogas al plan de Dios para el matrimonio y la familia”.

La iglesia y los sacerdotes pueden bendecir a las personas homosexuales que viven en “fidelidad” con el proyecto cristiano, dice el comunicado, pero “declara ilícita cualquier forma de bendición que tienda a reconocer sus uniones”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

La declaración del lunes del Vaticano se produce seis meses después de el Papa recordara la dignidad de las personas homosexuales, afirmando que “tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios”.

La declaración del Vaticano del lunes dice que Dios “nunca cesa” de bendecir a todas las personas, incluidas las personas homosexuales.

“Pero él no bendice ni puede bendecir el pecado”, dice la declaración. “Bendice al hombre pecador, para que reconozca que es parte de su plan de amor y se deje cambiar por Él. La Iglesia no tiene, ni puede tener, el poder de bendecir uniones de personas de del mismo sexo“.

“Si alguien es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?”, afirmó el Papa Francisco con anterioridad en relación a las personas, pero también se ha mostrado coherente en el hecho de su condena al matrimonio entre personas del mismo sexo enfatizando el hecho biológico de que el matrimonio con capacidad de procreación permanece entre un hombre y una mujer.

“La declaración de ilegalidad de las bendiciones de las uniones entre personas del mismo sexo no pretende ser una forma de discriminación injusta”, dice el comunicado del lunes, “sino un recordatorio de la verdad del rito litúrgico”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú