La respuesta del presidente de la CEE a la mofa anticatólica de Rufián: “lamentamos la burla”

El cardenal arzobispo de Barcelona, monseñor Juan José Omella, que ostenta en la actualidad la presidencia de la Conferencia Episcopal Española ha respondido en su cuenta de Twitter a la mofa anticatólica de Rufián, diputado en el Congreso de los Diputados: “lamentamos las palabras de burla de un político en el que despreciaba los católicos”.

De esa manera, el prelado hacía referencia al político de ERC, que, tal y cómo informó ForumLibertas, en el marco del debate sobre la ley trans que impulsa UP con el apoyo de ERC, entre otras formaciones, Rufián, portavoz del grupo de ERC, decidió reírse de los católicos.

Los católicos lamentamos las palabras de burla de un político en el que despreciaba los católicos, algunos de los cuales también le han votado o son compañeros de partido. Por favor, traten los temas que afectan gravemente la sociedad: trabajo digno, vivienda, cohesión social, familia…“, afirmaba en un tuit monseñor Omella.

En una segunda línea de posts en la red social Twitter, el cardenal volvía hacer referencia a los políticos para rezar por ellos: “Pido al Señor que asista a nuestros dirigentes políticos para que encuentren una solución al grave problema que vive #Ceuta. Que los hermanos más vulnerables no sean los más perjudicados. Quiero manifestar mi solidaridad con las diócesis de Cádiz y Ceuta, y Málaga y Melilla. También quiero dar las gracias a Cáritas, Cruz Roja, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y tantas otras entidades por toda su dedicación”.

El desafortunado episodio relacionado con mofa anticatólica del diputado Rufián sucedió el 19 de mayo cuando se dirigió a la concurrencia de manera desafiante, preguntando: “¿cuántos de ustedes son católicos, católicas practicantes ?”. Y él mismo contestó: “un montón” y añadió “por lo tanto ustedes creen en seres que hablan, creen en palomas que embarazan, por tanto, ustedes creen que las mujeres provienen de la costilla de un hombre, creen que si todos y todas (adviértase el cuidado exquisito de Rufián por el lenguaje políticamente correcto) nos llevamos mal vendrá una lluvia de fuego y nos quemará a todos y a todas” (continúa el cuidado exquisito con el lenguaje políticamente correcto). “¿Ustedes creen en esto, y vienen aquí a dar lecciones de normalidad y adoctrinamiento ?”.

El escarnio es directo sin paliativos y se dirige directamente a los ciudadanos que comparten la fe católica. Lo hace, además, de una manera gratuita porque nada venía a cuento para introducir el elemento religioso en este punto del debate. Y lo hace, además, desde el lugar de máxima relevancia en el discurso: la tribuna del Congreso de Diputados.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú