En el contexto socio político actual, e-Cristians reclama “constructores de la paz civil”

E-Cristians lamenta en una declaración titulada ‘Seamos constructores de la paz civil‘ que “la herida que nos divide se ha hecho mayor”, en relación a la situación que vive España y en particular Cataluña.

La asociación destaca los elementos del “rencor y la frustración” como principales agentes que provocan “violencia activa y pasiva”.

“La política de los partidos -prosigue-, que tiene como fin el bien común, ha quedado deteriorada, y hoy es más fuente de desprestigio y agravamiento de los problemas que de soluciones“.

Es por eso que, como asociación cristiana, reclama “examinar la realidad desde Jesucristo, sus mandatos y su camino”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

“El papa Francisco -recuerda e-Cristians- en su homilía matutina en Santa Marta del día 24, rechazaba a los cristianos que lo juzgan todo pero partiendo de «la pequeñez de su corazón», recordando que el Señor se acerca con misericordia a todas las realidades humanas. Francisco señaló que aquellos que dicen «Yo soy un cristiano, pero con la condición de que las cosas se hagan de esta manera», son cristianos que condicionan a Dios, que condicionan la fe de Dios y su acción. Es esta condición -dijo- la que hace que se cierren en sus propias ideas y conviertan la fe en ideología. Son cristianos que «prefieren la ideología a la fe»”.

En ese sentido, la asociación subraya que “los cristianos sufrimos la misma división social” y anima a “superarlas”.

Un “espacio privilegiado” para la paz civil

E-Cristians llama a construir como comunidad “un espacio privilegiado donde los corazones puedan conversar, intercambiar los puntos de vista contrapuestos intentando situarse en el lugar del otro, o al menos respetando sus motivos, e indagando en sus razones”.

Además, se pregunta: “Jesús nos llamó a ser sal, fermento y luz del mundo, pero ¿qué herida estamos curando, qué paz estamos fermentando, qué iluminan? Estamos mandados a amar al prójimo, incluido el enemigo, a vencer el mal con el bien, a bendecir y no maldecir, a buscar no el propio bien, sino el de los demás. Los cristianos, ¿cómo estamos aplicando toda esta exigencia a las circunstancias concretas de cada día, día a día? ¿Estamos haciendo efectivo ser bienaventurados de Dios construyendo la paz?”

Finalmente, la asociación con sede principal en Cataluña considera que “el mayor bien que puede aportar la Iglesia es la oración, porque esa es nuestra gran fuerza. Orar, no para justificar la inacción, al contrario: para dotarla de vigor y sabiduría. Oración, reconciliación y comunión. Liturgia, todo al servicio de la paz, la amistad civil, y la concordia”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú