Última Asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Española. Pero ¿cuál es el papel de los laicos?

La Conferencia Episcopal Española, cuya sesión plenaria cierra esta semana, ha tenido interesantes e importantes aportaciones en un momento especialmente crítico para esta sociedad por la magnitud de las crisis acumuladas, y también por la situación europea y mundial en la que la incertidumbre impera.

El discurso del presidente de la CEE, Cardenal Omella, es un texto que debe merecer atención porque en él se formulan cuestiones importantes. Señalemos algunas

  • La mejora de nuestro sistema político constitucional y democrático de derecho no puede pasar por las propuestas de deslegitimar y poner en peligro las instituciones básicas que han mantenido durante estas décadas aquel gran acuerdo nacional, y han dado a nuestro país prosperidad y convivencia en la diversidad de sus pueblos. Se trata de acoger todo lo bueno que hay en ellas y mejorar o corregir todos sus fallos y limitaciones”
  • “Tenemos que recuperar el espíritu de concordia que hizo posible que, tras una durísima guerra entre hermanos y el largo periodo del régimen franquista, nuestros mayores, haciendo política del bien común, fueran capaces de llegar a acuerdos que exigieron sacrificios, generosidad y confianza mutua”
  • “ Hemos de preservar la memoria de ese legado que forma parte de lo mejor de nuestra historia”
  • “Hoy es una urgencia generar espacios y actitudes de reencuentro. Hablar de «cultura del encuentro significa que, como pueblo, nos apasiona intentar encontrarnos, buscar puntos de contacto, tender puentes, proyectar algo que incluya a todos» (FT, n. 216)”
  • “ No es una utopía, sino que hay formas y métodos concretos que propician esos encuentros cívicos y llevan a que quienes piensan distinto cultiven entre ellos una amistad cívica, capaz de alumbrar proyectos comunes. Fratelli tutti nos exhorta a buscar caminos concretos (FT, n. 180). Y también convoca al conjunto de la sociedad y especialmente a los políticos y líderes mediáticos y públicos al «cultivo de la amabilidad» (FT, n. 222).
  • “La tarea de reducir la crispación y promover la cultura del encuentro no solo corresponde a los medios de comunicación y a las figuras públicas, sino también a cada uno de nosotros. … abriendo las sendas del diálogo y no levantando nuevos muros» (FT, n. 284)
  • “Necesitamos, por un lado, promover un mercado laboral digno que permita conciliar la vida familiar con la vida laboral, ya que toda medida tendente a proteger la estabilidad de la vida familiar acaba beneficiando económica y socialmente a todos. Y, por otro lado, debemos apostar por una economía que, mirando a largo plazo, tenga el horizonte puesto en la prosperidad inclusiva y sostenible, donde se pueda dar el desarrollo humano integral
  • “En la superación de esta crisis y la reconstrucción posterior, debemos priorizar preferentemente a los socialmente más vulnerables y, entre ellos, a los que más sufren la pobreza (cf. FT, n. 187).”
  • “ Por un lado, son muchas las personas que manifiestan su descontento con una forma de hacer política y con la manera que se está llevando a cabo la gestión de la cosa pública. Algunos de ellos se desesperan al considerar que no está a su alcance hacer algo para remediar la situación. Por otro lado, los políticos y gestores públicos se ven sobrepasados por la situación y algunos de ellos se angustian al no verse capaces de atender tantas demandas de la ciudadanía.”
  • “Es por ello que hacemos una llamada a potenciar nuestra sociedad civil que, lamentablemente, sigue siendo muy pobre. Tradicionalmente era muy escasa la trama de organizaciones y compromisos cívicos. Desarrollar la sociedad civil —cuyas primeras bases son las familias y vecindarios— es una urgencia en España si queremos reconstruir el país entre todos“
  • Las instituciones de la sociedad civil ejercen una labor moderadora de la vida política, estimulan y procesan la cultura de discernimiento público, aportan alternativas y emprenden soluciones, motivan y guían a sus participantes…Sin esa fuerza cívica mediadora y creadora, se hace más probable una instrumentalización política”
  • “ Para muchos la política hoy es una mala palabra, y no se puede ignorar que detrás de este hecho están a menudo los errores, la corrupción, la ineficiencia de algunos políticos. A esto se añaden las estrategias que buscan debilitarla, reemplazarla por la economía o dominarla con alguna ideología. Pero, ¿puede funcionar un mundo sin política? ¿Puede haber un camino eficaz hacia la fraternidad universal y la paz social sin una buena política? (FT, n. 176). Como decía el Concilio Vaticano II: «La Iglesia alaba y estima la labor de quienes, al servicio del hombre, se consagran al bien de la cosa pública y aceptan las cargas de este oficio» (GS, n. 75)”.

Todas estas magnificas directrices corren el riesgo de  quedar en nada si permanecen  reducidas a los espacios episcopales, incluso si no salen de la paredes parroquiales, que ya seria mucho llegar. Porque entonces, como sucede con la doctrina social de la Iglesia, todo esto en lugar de dar pie a vibrantes y entregadas actuaciones, se convierte en un aburrido ejercicio académico practicado en la mas perfecta de las endogamias.

Y es que no hay respuesta posible sin llamar a los laicos a actuar en el espacio público, en la política y en el debate cultural, hacerlo de manera organizada, y acompañarlos en su acción con la enseñanza de la iglesia y el seguimiento de Jesucristo.

Sin laicos todo lo dicho tiene poca entidad práctica. Sería una lastima porque tiene una gran entidad, y porque constituye una buena respuesta política ( no partidista, pero sí política) a las necesidades de las personas, familias, del conjunto de la sociedad y de las propias instituciones políticas. Que no dejen, otra vez, pasar la ocasión y la necesidad. Y es que, como el Cardenal Omella plantea, sin práctica política el mundo no pude funcionar.  Sin el ejemplo político  que deben aportar los cristianos, nadie prestará atención a las buenas  palabras.

No hay respuesta posible sin llamar a los laicos a actuar en el espacio público, en la política y en el debate cultural, hacerlo de manera organizada, y acompañarlos en su acción con la enseñanza de la iglesia y el seguimiento de… Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

6 Comentarios. Dejar nuevo

  • José Herrera Valdés
    23 abril, 2021 23:36

    Creo que a la muy apoltronada jerarquía eclesiástica española no gustará lo siguiente:La jerarquía eclesiástica,en general,hogaño perdió por desuso el riesgo profético y su capacidad de liderazgo.Tanto uno como el otro llevan atrofia de decenios por mor de la mal llamada prudencia,pero en realidad,cobardía de la peor laya para no complicarse la vida.Mucho quemar incienso y lucirse con las ínfulas de mitra y báculo, pero en la vida pública retrocediendo y cayando como putas hasta que ahora,le han visto ya¡¡¡POR FÍN LAS OREJAS AL LOBO!!!Me temo que demasiado tarde.El vacío que han dejado en su función profética y real ha de ser rellenado por los laicos,como ha de ser relleno el vacío demográfico por marroquíes Etc.

    Responder
  • Silveri Garrell
    24 abril, 2021 09:41

    Un ejemplo es la falta de cultura bíblica de los laicos asiduos a Misa. En esto nos ganan los mismos Testigos De Jehová. El Catolicismo ha quedado estancado en tema de confesionario y dirección espiritual, en lo demás relacionado en vuelos místicos e intelectuales de los laicos se mantiene la barrera frente al “peligro”. Ser inteligente en el Catolicismo suena a peligro de Protestantismo. Por empezar ja bien vendría montar un frente combativo intelectual contra el Evolucionismo Darwinista que se prodiga en las aulas escolares. Pero nadie mueve ficha, ni en el Vaticano. Fué allí en una concentración de científicos hace unos 10 años que vetaron a los creacionistes y no les dejaron hablar. No nos engañemos, el “dios” a combatir hoy es la Ciencia. Un retorno del Clero a las universidades que él mismo Clero fundó, una reconquista de la Inteligencia para servir a la Teologia.

    Responder
  • José Herrera Valdés
    24 abril, 2021 11:30

    Pero de verdad… ¿Todavía creen que hay que reducir la crispación y no reventarla con doctrina clara?Tenemos la jerarquía más lela de toda la Historia de la Iglesia en España.Llevan decenios escondiéndose de lo espinoso y,ya,no saben hacer otra cosa.Sigan escondiéndose hasta su total extinción,que no ocurrirá por especial intervención del Espíritu Santo,no por no tener jerarcas cobardes,evadidos y ausentes del devenir de los tiempos.

    Responder
  • José Bonilla Millán
    25 abril, 2021 17:41

    La notre Església la va fundar Jesucrist, el Fill de Déu, i també significa el Cost de Crist, per això l’Espirit Sant és l’Ànima d’aquesta Esglesia, que és Catòlica, perquè Jesucrist va venir a salvar-nos a totes les persones de tots els llocs de tots els temps. Per rebre l’ajuda de Déu, que ens dona i es diu la Gràcia, Crist va instituir els set Sacraments per rebre la Gràcia i així tenir valentia i força per ajudar als nostres amics i a les persones que ens demanen en les seves necessitats i per no fugir ni negar que ho fem perquè sóc catòlic i estimem a totes les persones i sobretot perdonem a qui ens volen fer alguna cosa o expressió dolenta. La fe l’aprenen des de l’educació que hem rebut i amb la formació que he rebut a l’escola i institut, pels professors i altres persones docents o no. A la Santa Missa ens expliquen i espero en per no quedar-nos callats ni tancats. Els ministres de l’Església per formar als fidels, han de preparar-se ells primer, i gràcies a Déu això ho veig allà on vaig. A més són un exemple perquè ajuden a persones, vinguin d’on vinguin, creguin o no creguin. Com ho va fer el Mestre, explicat en els Evangelis i en els personatges fidels de l’Antic Testament. Es tracte de tenir bona intenció quan diem alguna idea o fet per ajudar als altres, i estar units amb la nostra Església, a part d’Una, és Santa, Catòlica i Apostòlica, Per ser com ho he explicat. Estic d’acord amb l’article en quasi totes les idees, el que passa és que la mentalitat ha canviat molt fa molt de temps. La fe s’ha d’explicar amb qui tens més intimitat, i que vulgui escoltar-te, i aquesta persona s’ho faci seu i ho practiqui per extendre la nostra fe en Jesucrist, el Déu viu enmig de nosaltres. I treballar en la feina que has triat tan bé com puguis i sàpigues. I tenir uns quants amics de veritat. La sinceritat ens fa lliures!

    Responder
  • Maria luisa Fontcuberta García
    27 abril, 2021 20:34

    Se les envió a los Presidentes de las 115 Conferencias Episcopales de la Santa Madre Iglesía, un libro llamado, “Revelación. La Providencia”, editado año 2.014. Dice María Santísima, que, en el grado en que lo acepten se domina el Anticristo en la Iglesía . Como en la posdata de las cartas se pedia, que no fuese la respuesta, “la cobardia del silencio”… apesar que se decia que el Papa BenedictoXVI lo había leido, aprendiendo, y que estaba muy contento, y que todo el libro era respuesta al Documento…
    Congregación para la Doctrina de la Fe

    Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre algunos aspectos de la meditación cristiana
    Joseph Cardenal Ratzinger
    Prefecto

    Alberto Bovone
    Arzobispo Tit. de Cesarea de Numidia
    Secretario

    Si, en España Don Ricardo en Valladolid respondió con una targetita de cumplido. no así los Suizos que con magnifico Documento de agradecimiento y contento, y afirmando que los conocimientos habian ocupado toda su atención. Respondieron Canadá, Puerto Rico, Brasil Perú… etc. etc…pero la cobardia del silencio fue a respuesta casi general.
    Dios ha hecho, ya, de la Ciencia una Babel, en el libro sólo hay un inicio de la Teología del Universo, sin conocer el Univesro no se puede entender la Apocalipsis.
    Hablan de dialógo…El Espíritu Santo Actua según los tiempos y ahora es el fin de un tiempo….¿escuchar los Ministros de la Iglesia?…¡si son revelaciones privadas!. ¡Como trabaja María Santísima y no hay sabiduria para ver lo que es de Dios y lo que no es de Dios… pues preparense porque van a ser arrastrados por el Anticristo. que es inminente su manifestación…y los Dos Testigos de Apocalipsis11 aparecen despues del Anticristo para que no los colnfundan con él.

    Responder
  • José Herrera Valdés
    28 abril, 2021 18:26

    Triple es el cometido de la Unción Bautismal:Sacerdote,Profeta y Rey(=´Líder´).Si no han desertado la mayoría de nuestros jerarcas católicos como pirómanos de incienso,es porque en ella tienen un protagonismo indiscutible con las ínfulas de su¿Importancia menguante que son su alta mitra y ostensible báculo?,si no han desertado es por afán de protagonismo que los mueve como estrellas protagonistas.Pero son perros mudos sin nervio ni tensión profética en el mundo por lo que carecen además de capacidad de liderazgo.Exageraría si generalizara,pero,con todas las excepciones,tienen nombre de vivos pero están muertos y SU VACÍO HAN DE SER RELLENADO EN ESE CAMPO POR LOS LAICOS(No=laicistas).Semejante a como el vacío demográfico de Occidente se rellena por marroquíes Etc. No está nuestra clerigalla curtida en las dificultades para lo que se barrunta.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú