fbpx

Prevención para proteger la vida

85 son las causas de mortalidad (lista reducida) que el Instituto Nacional de Estadística recoge en su última estadística nacional de defunciones correspondiente al año 2020 y disponible en su página web, destacando como las principales  causas de defunción las relativas a enfermedades del sistema circulatorio (24,3 %) y los tumores el (22,8%) . Pero es de destacar que en esta tabla estadística se recogen también las cifras sobre suicidios y lesiones autoinfligidas, datos que han aumentado durante los últimos años, que son preocupantes y alarmantes.

Información tan sensible que en ocasiones algunas de las instituciones toman la decisión de no publicarla, pero que en otros casos algunos organismos han tomado cartas en el asunto como es el Servicio de Salud de Castilla La Mancha con el Plan de Salud de CLM Horizonte 2025 con 4 líneas estratégicas sobre prevención e intervención del suicidio según las categoría de población o la Comunidad Autónoma de Castilla y León, que ha adoptado una estrategia de prevención de la conducta suicida en Castilla y León publicada en el portal de salud de la consejería competente.

Iniciativas de prevención de la conducta son necesarias a la luz de la gravedad de los  datos que deben comenzar, no sólo desde el entorno familiar sino también desde el ámbito educativo estudiando las causas que llevan a que se produzca el fatal desenlace.

Los jóvenes y las personas mayores son las más vulnerables a estas situaciones, por este motivo es fundamental que las instituciones pongan en práctica eficazmente estos planes de actuación, de coordinación y de protección, haciendo hincapié en las personas con problemas de salud mental, coordinándose y conociendo los distintos entornos en los que una persona se relacione, familiar, social y profesional.

Como la Iglesia también es consciente de que existen determinadas circunstancias físicas, psíquicas, sociales que hacen que se produzcan comportamientos que lleven a quitarse la vida, desde el 20 de septiembre la Archidiócesis de Toledo ofrece un servicio gratuito a través del Centro de Escucha San Camilo-Toledo, recientemente inaugurado, dirigido a toda persona que pase por una situación de dificultad, sufrimiento, confusión o desorientación vital, según se indica en la nota de prensa publicada el pasado 11 de septiembre. Un servicio de ayuda, atención y acompañamiento.

Es necesario trabajar para que las cifras disminuyan, con programas y estrategias desde las instituciones porque la realidad es que la sociedad está cada vez más necesitada de ayuda psicológica, de escucha, de acompañamiento y de atención, así como de ayuda a las familias y cada uno de sus miembros para que se puedan evitar las ideas, pensamientos extremos que ocasionan que se atente contra la propia vida.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica el católico tiene la obligación de recibir la vida con gratitud y conservarla, colaboremos entre todos a defender y a proteger nuestra propia vida.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.