10 causas inmediatas para el fin del mundo

el fin del mundo
  1. El cambio climático. El cambio climático provocado por el exceso de CO2 en la atmósfera tiene múltiples ramificaciones. Y el conjunto de todas ellas, o sólo algunas extremadamente graves, pueden destruir la humanidad, al menos tal y como estamos acostumbrados a conocerla. Lo que sucede este invierno, donde se combinan temperaturas bajo cero extremas en los EEUU y registros muy elevados en el verano austral en el Sur de Australia, revelan la dinámica de extremos en los que se está moviendo el clima. En nuestras antípodas han registrado temperaturas durante más de 15 días superiores a los 40 grados, con puntas que han superado los 50. Es evidente que en estas condiciones las actividades humanas se convierten extraordinariamente difíciles porque toda la energía se concentra en la pura supervivencia cotidiana. El cambio climático puede ocasionar graves problemas de agua potable en Asia a consecuencia del deshielo de la cordillera del Himalaya que lleva recursos hídricos a la India y a la China. Se evalúa que hasta el 20% de los mismos puede desaparecer.
  2. La guerra fría. La ruptura del pacto por la no proliferación nuclear de proyectiles de corto y medio alcance anunciada por los EEUU y la respuesta rusa, crean las condiciones para un nuevo rearme atómico y la entrada de nuevo en la peligrosa fase de la disuasión, basada en el miedo al exterminio total. Mucha capacidad nuclear confiando en que la misma disuada al enemigo de atacar, porque la destrucción sería mutua. Es evidente el peligro de este equilibrio del terror, más aún cuando en esta ocasión China, que no ha firmado ningún tratado, se rearma poderosamente.
  3. La crisis del sistema liberal democrático. El modelo liberal democrático que viene funcionando en el mundo occidental y es imitado en otros lugares, Japón, India, países de África, es en términos históricos un hecho reciente y que está demostrando un fuerte desgaste que puede llevarlo a una crisis terminal sin que a la vez se vislumbre el sistema que lo puede sustituir. El trasiego social y por tanto económico que podría producirse tendría consecuencias terribles.
  4. El fomento de la desigualdad estructural causada por la Inteligencia Artificial (IA) y la biotecnología. Estamos acostumbrados a que la desigualdad sea de naturaleza económica, pero los avances técnicos en estos dos campos podrán generar que determinados grupos sociales de privilegiados alcancen capacidades extraordinarias para que tenga acceso a determinadas aplicaciones de la IA o puedan someterse, ellas y sus hijos, a modificaciones de naturaleza biológica. Se consagraría así una “raza” de humanos superiores.
  5. El impacto desequilibrado de las nuevas tecnologías. Se parte del principio de que la innovación es un proceso que destruye y crea nuevos puestos de trabajo. Siempre ha sido así. El gran interrogante ahora es si la dinámica de destrucción y creación se mantendrá y, sobre todo, si no estará muy distanciada en el tiempo, por lo que durante décadas y décadas haya un número creciente de personas sin trabajo y sin horizonte de sentido, limitadas a la pura subsistencia.
  6. La guerra contra los hombres. La perspectiva de género está generando una dinámica nueva en el feminismo que se fundamenta no en la igualdad de derechos, sino en la estigmatización de la conducta del hombre. Como es lógico, una cultura de este tipo, que en algunos países se ve reforzada por la legislación, conlleva reacciones en sentido contrario. Si la lucha de clases durante la primera mitad del S. XX provocó destrucciones importantes bajo la idea de hacer una sociedad mejor, este epígono trasladado a la dialéctica hombre-mujer puede generar deterioros mayores, porque afectarían a la infraestructura de la misma sociedad.
  7. El apagón general shutdown. Bien como consecuencia de un acto terrorista, de una quiebra en cadena o de una llamarada solar se puede producir el temido apagón general que hoy tendría un efecto de destrucción total porque en último término todo el funcionamiento de nuestra sociedad ya depende de los impulsos eléctricos.
  8. Bacterias y virus fuera de control. Por razones diversas, el cambio climático, la inmunidad de las bacterias a los antibióticos, etc …, la sociedad corre el riesgo de sufrir el ataque de bacterias y virus de efectos mortales que no puedan ser controlados. La concentración de la vida humana en las ciudades y la intensidad de los intercambios globales facilitaría la transmisión.
  9. El choque de un asteroide. Los astrónomos indican que en un momento u otro de la existencia de la tierra se producirá un choque devastador por parte de uno de estos objetos del espacio. Lo que no se sabe es cuando, y puede ser dentro de muchos miles años, pero no hay una garantía absoluta porque el control de estos objetos y el cálculo de sus trayectorias no es fácil. Ahora mismo es posible que se produzca en septiembre el impacto de un asteroide de 40 metros de diámetro que provocaría una destrucción del orden de 1.000 km2. Es una posibilidad remota pero no imposible. Tanto es así que va ganando cuerpo el sistema de estudio de impactos potencialmente peligrosos y también, aunque más retrasado, la posibilidad de disponer de herramientas para abordar el problema, como pueden ser cohetes de largo alcance.
  10. Masificación turística. Se perciben ya los efectos que tiene la masificación turística en todas partes. Pero, hay que decir que este factor que es multiplicador de otros problemas relacionados con la supervivencia no ha hecho más que empezar. Basta recordar que en China 2.000 millones de habitantes y en la India más de 1.000 millones están en fase de desarrollo y cada vez acceden más personas a la capacidad económica que les permite viajar. Este nuevo flujo multiplicará los ya existentes y acentuará el riesgo. El hecho de que el turismo aún sea percibido por las políticas públicas como algo que no tiene consecuencias, acentúa el problema.
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú