El cardenal Cañizares denuncia los aforos actuales en la iglesias

El cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Antonio Cañizares, ha calificado de humillante la reducción de los aforos en los templos impuesta por la pandemia del coronavirus.

Monseñor Cañizares considera en su última carta semanal que “algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho”.

El cardenal añade que, aunque no sea “políticamente correcto denunciarlo”, cree que “ha llegado la hora en que no se puede callar más tiempo”.

“¿Se puede, acaso, callar ante las limitaciones de aforos, con números incluso ridículos, a todas luces arbitrarios, injustos, irrisorios e irrazonables en algunas Comunidades Autónomas sin contar con la Iglesia? ¿No se estarán poniendo trabas a un derecho fundamental e inalienable?“, se pregunta el prelado.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

“Creo, sinceramente -añade el arzobispo de Valencia-, que en las actuales circunstancias, al menos algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho, en cuanto a libertad religiosa se refiere, al rebajar de manera humillante los números permitidos para participar en los templos, en las celebraciones de la Santa Misa”.

El arzobispo explica que el domingo 7 de febrero al entrar en la Catedral de Valencia para celebrar la Eucaristía a las 12.00 horas se la encontró “medio vacía”. “No llegaba ni por asomo al aforo mínimo permitido, sentí una gran pena y me invadió un dolor y tristeza grande; casi me puse a llorar, tuve que contener las lágrimas“, explica.

El decrecimiento de fieles afirma que ya lo percibió los domingos anteriores y sabe que es lo mismo que está sucediendo “en la mayoría de las iglesias de la diócesis”.

El cardenal encuentra la explicación en que la gente “tiene miedo a contagiarse y a contagiar” y reconoce que él mismo “también” tiene ese temor, pero, a continuación, invita a “no tener miedo” porque, según indica, los católicos necesitan la misa.

Cañizares se muestra preocupado por que los fieles se vean “despojados” de la misa y de comulgar, algo que asegura es “primordial” para ellos y, por ello, ha pedido a los sacerdotes que “tengan abiertos los templos todo el día, donde no sea imposible” y que, “al menos los domingos, multipliquen” el número de misas, aunque acudan pocos.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú