Cómo consensuar una educación sexual: el ejemplo de Gales

Gales ha retirado el veto a la educación sexual tras 10 años presente en sus planes de estudios. El Gobierno de este país que integra el Reino Unido ha decidido revertir la situación de la última década, pero más allá de la decisión la noticia es cómo ha planificado hacerlo.

La Ejecutiva galesa ha afirmado que es esencial que “los menores puedan aprender, a través de la educación pública, todo aquello que les ayude a discutir y entender sus derechos y los derechos de los demás”. 

Es por eso que han considerado que a partir de 2021 se eliminará se eliminará un veto parental que existía para que los padres pudieran decidir que sus hijos no iban a asistir a determinadas clases de educación sexual.

Esto, que podría provocar buscar similitudes con el pin parental propuesto por el partido político Vox en Murcia, no las tiene. La razón es que el gobierno Galés ha dispuesto un amplio foro de debate sobre lo que se podrá mostrar a los menores y, sin embargo, el pin parental murciano, lo que pretende es que los padres tengan la potestad de vetar ciertos contenidos para sus hijos porque precisamente no tienen ni control ni espacio de opinión sobre ellos.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El debate ideal galés sobre la educación sexual

La estrategia que han desarrollado las autoridades galesas ha sido no incluir el debate político en las conversaciones multilaterales sobre el tema ni los posicionamientos ideológicos ni los partidismo electorales de las formaciones políticas. Nada más lejos de la realidad española, por ejemplo.

Un tema, como es la educación sexual, que presenta tantísimas susceptibilidades necesitaba de un espacio neutro y de responsabilidad en su aplicación. Gales lo ha sabido hacer bien.

El Gobierno abrió un período de consultas de ocho semanas para escuchar y canalizar absolutamente todas las opiniones de todo tipo de grupos, tendencias organizaciones religiones, etcétera. Algo que se suele llamar, crear consenso. Ya que de esa manera se tienen todos los elementos para tratar de incluir todas las sensibilidades.

“Es fundamental que sigamos trabajando con todas las comunidades de Gales para asegurar que los padres tengan el derecho a procurar a sus hijos el desarrollo y la guía necesaria en su camino hacia la madurez, a la vez que permitamos a nuestras escuelas la capacidad de procurar una educación amplia y equilibrada”, declaró la ministra de Gales de Educación, Kirsty Williams.

Está claro que el objetivo del gobierno no es imporner ninguna visión concreta si no ejecutar una necesidad dando respuesta a la sociedad e integrando su realidad identitaria y plural.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú