Israel se apunta a la línea sueca contra la prostitución

Suecia es uno de los primeros países que ha identificado el fenómeno de la prostitución como un hecho que cosifica el cuerpo de la mujer y socava su dignidad. Es por eso que desde hace varios años insirió una legislación contraria a esta práctica, que penaliza severamente.

Países como España están lejos de este blindaje legal y se ha convertido en el burdel de Europa. Los clubs nocturnos proliferan en la frontera con Francia hasta donde los extranjeros comunitarios viajan para aprovecharse de una legislación más laxa, la española.

Ahora Israel se ha apuntado a la línea sueca contra la prostitución, penalizará esta práctica denunciando a los clientes que acudan a estos servicios. Además, abrirá la posibilidad de apoyar a las mujeres que abandonen esa práctica para rehabilitarlas destinando una partida de 22 millones.

“La prostitución no solo daña el alma, también mata”, afirma Nitzan Kahana, codirectora del Grupo de Trabajo sobre el Tráfico de Personas y Prostitución (TFHT). Esta organización visibiliza no solo el hecho de que la prostitución daña a la mujer, sino también que está íntimamente ligada al tráfico de personas.

Durante 13 años hemos trabajado para erradicarla, hemos constatado que la industria de la prostitución funciona como cualquier otra industria. Si los John -término con el que se denomina a los consumidores de la prostitución en el país- querían comprar y los proxenetas vender, no había impedimento”.

El Parlamento israelí toma partido contra la prostitución

Ahora el Parlamento de Israel ha aprobado la Ley de Prohibición de la Prostitución. El 31 de diciembre de 2018 dejó de ser legal obtener sexo por dinero. El proxenetismo y anunciar la prostitución ya eran delitos. Con esta nueva iniciativa también consumirla.

Según datos oficiales del país hebrero, 16.000 personas se prostituirían en Israel, 14.000 de ellas, israelíes entre las que habría 3.000 menores.

Con este paso, Israel es el décimo país del mundo en prohibir la prostitución. El Gobierno hebreo sigue la senda de los países nórdicos -abierta por Suecia, en 1999- en los que para combatir la prostitución se apuesta por considerar víctimas a las personas que se prostituyen y por penalizar a los clientes. 

A mediados del próximo año, cuando entre en vigor, quienes sean pillados tratando de conseguir sexo a cambio de dinero serán multados con 2.000 shekels (unos 500 euros). Una sanción que podrá ser reducida si se acepta entrar en un programa reeducativo para tomar conciencia del daño que sufren quienes venden su cuerpo. Si son cazados por segunda vez crecerá una sanción que puede alcanzar los 75.300 shekels (unos 19.000 euros)

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El Gobierno ya ha aprobado el plan de rehabilitación para quienes se prostituyeron, dotado con  unos 22 millones de euros, en tres años; el doble del presupuesto anual manejado hasta ahora.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú