La construcción de edificios

El sector industrial de la construcción refleja los cambios en materia de economía y urbanismo a lo largo de los años. Con el paso del tiempo, por muy cercano que esté un determinado cambio en la vida de uno mismo, lo que queda retenido en la propia retina y en la propia memoria es la actualidad. Ilustro este escrito con una fotografía de hoy lunes 11 de enero del edificio de enfrente recién terminado. Para hablar en Fórum Libertas del sector económico de la construcción he recurrido a la realidad de un solar abandonado, con una grúa pluma de 30 metros de brazo, también abandonada y anclada. Les reflejo al final mis escritos publicados. Contemplen las distintas fotografías y comparen.

Estoy contento porque al fin se puede cruzar por el paso de peatones sin darse de bruces con un árbol. Lo estoy porque la empresa constructora se ha preocupado y ocupado en resolver un tema de exclusiva competencia política municipal. La inoperancia de este actual ayuntamiento la ha abocado a ello. El cacareo político del amor a la naturaleza salvando árboles es solo esto. Pues los preciosos árboles que había enfrente ya no existen. Trasplantarlos a otro lugar nunca ha sido del interés de las autoridades municipales. ¡Ni antes de la obra en previsión de ella ni en su durante! Personalmente prefiero edificio nuevo moderno con nuevos vecinos. Y si para ello la constructora ha aserrado unos árboles, raíces incluidas profesionalmente muy bien extraídas, cuenta con todo mi beneplácito vecinal y ciudadano. Como pueden ver en la fotografía de hace un rato están plantando unos arbolitos nuevos delgados.

Escapa a mi comprensión el concepto moderno de finca sin gas. Pues no hay gas. Se trata de un bloque de viviendas de reducidas dimensiones que funcionan solo con energía eléctrica. Energía de 380 voltios tomada en un punto de conexión subterráneo sito en una calle adyacente distante unos 300 metros siguiendo (a la izquierda) la acera nueva que ven Vds. Pude contemplar como la constructora procedía a efectuar la zanja en esta acera de esta calle contigua adyacente y al cableado eléctrico subterráneo. No se nota nada. Es un trabajo bien hecho. Asimismo, pude contemplar como la empresa municipal de aguas hacía su trabajo para el suministro nuevo de agua empalmando el correspondiente tubo de un lado al otro de la calle. ¡Otro trabajo bien hecho! En la fotografía pueden ver la tapa circular plana del suministro de agua y la rectangular de Telefónica.

En simultáneo, la obra pública impúdica tercermundista colindante en mi calle de residencia tenía por objeto político municipal muy cacareado la sustitución del cableado eléctrico aéreo por uno nuevo subterráneo. Cableado pendiente de colocar y por consiguiente con anulación del cableado aéreo todavía pendiente. ¿Qué gato político encerrado esconde esto? Con muy buen tino empresarial la constructora del nuevo bloque procedió a la zanja subterránea para instalación del cableado eléctrico de su edificio. Le bastó para ello una máquina motorizada de construcción y dos empleados. Procedió a hacer lo que el indigno ayuntamiento en minúsculas no ha hecho en mi calle de residencia. El poste vertical de madera del cableado de energía eléctrica sigue colindando con una de mis ventanas. Alimenta mi finca y otras más, así como la iluminación navideña de calle pendiente aún de retirar. El edificio nuevo en imagen recibe la energía eléctrica en subterráneo y no en aéreo. ¡Cómo debe ser!

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Me resulta difícil creer que exista tanta cortedad de gestión política urbanística municipal. ¡Menos mal que yo tengo cordura ciudadana! He trabajado en dos entidades aseguradoras durante muchos años y otros tantos posteriores en empresa de rehabilitación integral de viviendas. Comparen las fotografías ilustrativas de mis escritos publicados. ¡Certifican mis palabras!

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú