fbpx

La cristiana Asia Bibí será liberada, tras 9 años de calvario

Lo que parecía impensable ha sucedido. Tras nueve años de calvario, la cristiana paquistaní Asia Bibí ha sido absuelta de cargos de blasfemia que la condenaron a muerte.

El Tribunal Supremo de Pakistán absolvió esta semana a Bibí de la acusación de insultar al profeta musulmán Mahoma en 2009. El entorno social no era fácil ya que grupos radicales islamistas presionaban para que fuera ejecutada a través de manifestaciones y movilizaciones.

“La sentencia a muerte se anula. Asia Bibi es absuelta de los cargos”, afirmó el presidente del Supremo, Saqib Nisar, al leer la sentencia de la apelación. La sala estaba llena de soldados y de fuertes medidas de seguridad debido a la expectación del caso y lo conflictivo del mismo debido a los radicales musulmanes.

Nisar, afirmó que al no existir otros cargos contra la cristiana, “puede ser liberada”.

Bibi había sido condenada a muerte por un juez del distrito paquistaní de Nankana, en la provincia central de Punjab. La condena fue dictada por hechos que se remontan a junio de 2009, cuando la mujer había sido denunciada bajo acusación de haber ofendido al profeta Mahoma durante una discusión con unas musulmanas.

Ahora se abre el interrogante de qué hará ella y su familia, pues en el pasado personas que han sido declaradas inocentes de acusaciones de blasfemia han sido asesinadas por la población musulmana.

La mujer vivía con su esposo, Ashiq Masih, con sus tres hijas y un niño, en el barrio ‘Chak 3’ en el pueblo de Ittanwali, no muy lejos de la ciudad de Nankhana Sahib, al este de Lahore, provincia de Punjab. En el asentamiento Chak 3 sólo viven tres familias cristianas, en medio de una población musulmana.

¿Qué es la Ley de Blasfemia que ha sufrido Asia Bibí?

La Ley de Blasfemia agrupa varias normas contenidas en el Código Penal de Pakistán para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán, que sea denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas adicionales. Su aplicación puede suponer el juicio inmediato y la posterior condena a prisión de cualquier persona.

Según la asociación católica Ayuda a la Iglesia que Sufre, cada año la ley se aplica en más de 80 casos, «la mayor parte de los cuales sin fundamento jurídico, provoca graves injusticias, coarta la libertad de ciudadanos inocentes e incluso genera apedreamientos, incendios de casas y asesinatos de cristianos, cuyo único delito es querer vivir su fe en libertad».

Los católicos en Pakistán apenas representan el 0,7% del total de la población, estimada en 160 millones de habitantes. Los cristianos y católicos constituyen la clase social más baja en un país con el 98% de población islámica.

Los cristianos deben ganarse la vida con los trabajos más penosos, mayoritariamente en el entorno rural, sufren explotación laboral y se les discrimina incluso en el acceso a la educación superior

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.