fbpx

La deuda del Reino Unido se dispara

Por primera vez desde 1963 la deuda pública del Reino Unido ha superado el 100% de su Producto Interior Bruto (PIB). La Oficina Nacional de Estadística (ONS) apunta el impacto de la pandemia de coronavirus como la principal causa. El volumen de deuda neta contabilizado al final de mayo representó un incremento de 173.200 millones de libras (192.242 millones de euros) o de 20,5 puntos porcentuales en los últimos doce meses, lo que supone el mayor aumento interanual en porcentaje de PIB de toda la serie histórica, que se remonta a 1993.

Se calcula que la deuda se incrementó en el mes de mayo a 55.200 millones de libras (61.257 millones de euros), lo que supone prácticamente multiplicar por nueve la cifra contabilizada en mayo de 2019 y representa la más alta de toda la serie).

De este modo, en los dos primeros meses del ejercicio fiscal 2020/21 se calcula que el endeudamiento británico escaló a 103.700 millones de libras (115.071 millones de euros), un nuevo récord histórico, superando en unos 87.000 millones de libras (96.540 millones de euros) la cifra correspondiente a abril y mayo de 2019.

En este sentido, las últimas estimaciones de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR por sus siglas en inglés) apuntan a que el endeudamiento de Reino Unido en el presente ejercicio fiscal, entre abril de 2020 y marzo de 2021, podría alcanzar los 298.400 millones de libras (330.988 millones de euros), casi cinco veces más que en el último ejercicio fiscal.

Ante tal situación el Banco de Inglaterra ha decidido ampliar en 100.000 millones de libras (110.873 millones de euros) su programa de alivio cuantitativo, de compra de deuda pública y privada, pero mantuvo los tipos de interés en el 0,1%. El Comité de Política Monetaria votó 8 a 1 a favor de hacer un mayor aporte al citado programa hasta situarlo en 745.000 millones de libras (832.500 millones de euros), si bien reconoció que el impacto de la pandemia en la economía británica puede ser «menos severo» de lo que se temía en un principio.

El banco emisor inglés optó, en cambio, por no modificar el precio del dinero a pesar de las conjeturas de algunos analistas de que los tipos podían bajar hasta el nivel histórico del 0%, a fin de evitar un posible colapso de la economía del país. El banco indicó que el retroceso económico puede no ser tan pronunciado por la recuperación del gasto del consumo y del mercado inmobiliario, aunque advirtió de que hay riesgos sobre un aumento del desempleo, que puede ser «continuo».

De acuerdo con los expertos, el país va camino al peor trimestre (abril-junio) de retroceso económico de su historia, ya que la cifra de mayo puede ser igual de baja antes de un ligero repunte en la de junio debido a la lenta desescalada por la pandemia. La economía británica prácticamente quedó congelada el 23 de marzo cuando el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció al país el confinamiento para contener el coronavirus.

Como medida para evitar el colapso del empleo, el Gobierno británico garantizó 330.000 millones de libras (366.300 millones de euros) en préstamos a empresas afectadas para que pudieran pagar hasta el 80% de los salarios de los trabajadores. Según la ONS, el número de asalariados con empleo fijo en el país bajó en 612.000 personas en los tres meses hasta finales de mayo, pero la tasa de desempleo se mantuvo en el 3,9%.

Por primera vez desde 1963 la deuda pública del Reino Unido ha superado el 100% de su Producto Interior Bruto (PIB). Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.