fbpx

La importancia de la educación inicial

Platón y Aristóteles reconocían la importancia de los influjos que se ejercen en los niños desde los primeros años. Esos influjos podían ayudar a una sana educación o, por desgracia, llevar a deformaciones que obstaculizarían el crecimiento de esos niños y la vida ética que llevarían cuando llegasen a adultos.

También hoy numerosos estudios subrayan la importancia de la educación inicial, y dan consejos sobre lo que los padres y educadores deben o no deben hacer al acompañar en su crecimiento a los niños pequeños.

Si Platón daba consejos sobre la literatura o la música, o Aristóteles sobre la importancia de los placeres y dolores en la educación infantil, los estudiosos de nuestro tiempo explican cómo usar y no usar tablets, móviles, televisores, en las primeras fases del desarrollo de un niño.

La idea de fondo de esos consejos es sencilla: los primeros influjos facilitan u obstaculizan la repetición de ciertos comportamientos, lo cual luego tiene sus consecuencias en la adolescencia, juventud y vida adulta.

Si, por ejemplo, un niño pequeño ha crecido en un contexto en el cual se le conceden casi todas sus peticiones y caprichos con rapidez, y se interviene poco para corregir sus comportamientos erróneos, difícilmente logrará adaptarse a reglas y formas de vida social que exigen autocontrol, altruismo y auténtico espíritu de justicia.

Aunque estas ideas parecen claras, no lo son las propuestas sobre cómo intervenir o no intervenir, pues existen diferentes teorías educativas y propuestas éticas, que dificultan elaborar proyectos educativos más o menos claros y fáciles de asumir, sea en la familia, sea en el mundo de la escuela.

Ante el pluralismo pedagógico, conviene reflexionar una y otra vez sobre lo que significa vivir como seres humanos, sobre todo en esa dimensión que tanto caracteriza nuestra existencia: la ética.

Porque todo sano proyecto educativo supone una buena antropología, una visión adecuada sobre las relaciones entre individuos y sociedades, y una idea del bien humano integral acompañada por una teoría ética bien fundamentada.

En el mundo actual, como en otras épocas, sigue siendo de importancia vital el promover, desde los primeros meses, un buen acompañamiento a los niños que empiezan a asumir aquellos comportamientos que luego les ayudarán a una sana vida como adultos.

Reconocer, por tanto, la importancia de la educación inicial ayudará a muchos a buscar y aplicar las mejores maneras para que las nuevas generaciones reciban buenas pautas éticas y se abran a la experiencia humana.

De este modo, habremos ayudado a los niños y adolescentes a vivir sanamente su existencia terrena, al mismo tiempo que podrán abrirse a la plenitud del encuentro eterno con Dios, cuando crucemos la frontera de la muerte.

Existen diferentes teorías educativas y propuestas éticas, que dificultan elaborar proyectos educativos más o menos claros y fáciles de asumir, sea en la familia, sea en el mundo de la escuela Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú