fbpx

Las cápsulas del monje para enclaustrados (9)

«Dios castiga la soberbia oculta con la lujuria manifiesta», dice la sabiduría ascética.
Los padres del desierto afirmaban que la gula es la antesala de la lujuria. Naturalmente, no consideraban solo como gula el exceso de comida y bebida; ni como lujuria, solo el pecado carnal.
Hay una gula espiritual, hoy muy de moda en forma de paganismos revividos e idolatrías antiquísimas, que lleva a una lujuria espiritual que algunos llaman «bienestar, wellness, mindfulness» y otros términos vacuos de la Nueva Era de Acuario.
Estas formas de gula y de lujuria son manifestaciones de la soberbia humana, que pretende prescindir de Dios desde Adan y Eva.
Nada hay más demoníaco.
Buenos y esforzados días. Tengan paciencia, esa que todo lo alcanza
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.