Natalidad: Moody’s advierte de una crisis inaudita

La posibilidad de que España caiga en una profunda crisis estructural con la actual tendencia de natalidad es cada vez más mencionada en más estudios económicos. En el caso de la agencia de calificación Moody’s se centra en como puede tener incidencia en la deuda española. En el estudio, cuya situación la equipara a Italia, Japón, Portugal y Grecia, declara que el envejecimiento de la población disparará la deuda y provocará una fuerte desaceleración de la economía para las próximas décadas.

Según la agencia, los primeros en sufrir tales consecuencias será Italia y Japón. “El envejecimiento contribuirá a aumentar la carga de la deuda” para estos dos países de aquí a pocos años. Para España y Grecia, los problemas comenzarán en la década siguiente, en los años treinta, en la que la deuda puede aumentar entre 20 y 40 puntos sobre el producto interior bruto (PIB) de ambos países; en la anterior, en cambio, bajaría (en este caso no cuantifica esa reducción).

Envelliment

Sobre la evolución del gasto provocado por este fenómeno demográfico, señala Moody’s, que Grecia, Italia, Austria, Japón, Portugal y España, por este orden, serán los que más verán subir estas partidas. “Hacia 2040, a menos que las partidas de Sanidad y pensiones sean significativamente recortadas o se apliquen medidas de eficiencia que rebajen el gasto, este gasto aumentará a más de un cuarto del PIB para esto seis países”, continúa.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

La parálisis del sistema debido a la falta de medidas contra el envejecimiento de la población también ha aparecido en el  último informe anual del Banco de España. Para esta institución, si no se realizan en la actualidad ninguna medida para suavizar el impacto, gasto sanitario podría aumentar hasta el 6,4% y, en servicios de larga duración, hasta el 2,2% del PIB, por lo que, a su juicio, “además de asegurar una adecuada financiación para el aumento del gasto esperado, es imprescindible identificar y desarrollar buenas prácticas en la gestión hospitalaria y ambulatoria”.

“Las reformas aprobadas en 2011 y en 2013 incluyeron algunos elementos de ajuste que permitían contrarrestar de manera significativa el efecto del envejecimiento sobre el gasto público en pensiones”, señala el informe. No obstante, “las últimas medidas aprobadas han retrasado la aplicación del factor de sostenibilidad” —que liga la prestación a la esperanza de vida— “y han reintroducido la revalorización de las pensiones con el IPC”, dice. Si no se hace nada, según las proyecciones que muestra el Banco de España, el gasto podría dispararse hasta en siete puntos de PIB, el equivalente a toda la recaudación por IRPF. Los desembolsos por dependencia y sanidad también podrían elevarse.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú