Por qué ningún partido político actual responde a la concepción cristiana en España

Política

E-Cristians ha hecho pública una declaración que responde a la pregunta de si ¿los partidos políticos actuales responden a la concepción cristiana? Un texto para la reflexión, que responde contundentemente “no” a la pregunta. Según la asociación, que preside Josep Miró i Ardèvol, existen tres razones por las que los partidos no responden a una concepción cristiana de la política: “porque su práctica no persigue en primer término el bien común sino el interés partidista, porque no son constructores de concordia que constituye una condición necesaria para que la democracia funcione, sino que buscan ante todo el descrédito de los adversarios. También porque asumen o promueven fines que son objetivamente contrarios a la concepción cristiana“.

El documento afirma que la identidad católica “resulta muchas veces difuminada”, y el sentido de pertenencia a la Iglesia “sujeto a semejantes criterios que los que rigen en la secularidad desvinculada para identificar el bien”. “A mí me gusta o no me gusta”, “me favorece o perjudica”, son los conceptos en los que, según denuncia la asociación, “están ausentes la razón objetiva, el amor de donación, la caritas, y con él, el deber y el compromiso”.

“En este contexto -prosigue- el voto católico más que responder a la libertad de conciencia política del votante responde a una falta de coherencia y compromiso con su propia fe, más que responder al pluralismo responde a la diáspora, como ya advertía Juan Pablo II”.

PSOE, Podemos, PP, Ciudadanos, VOX, PDeCAT y ERC

E-Cristians desgrana los partidos políticos relevantes de cara unas hipotéticas elecciones. En ese sentido considera que, por ejemplo, “la presunción de justicia social por parte del PSOE fue durante mucho tiempo la justificación de su preferencia para muchos católicos, hoy ya menos evidente”. Del mismo modo “algunos grupos pueden ver en la preocupación por los más débiles y los inmigrantes de Podemos, un rasgo profundamente cristiano“.  Sin embargo, “ambos partidos, tienen una agenda política de confrontación con la Iglesia, y con principios decisivos de la concepción cristiana sobre la vida humana, su naturaleza, su antropología, y su dimensión relacional fundamental como es el matrimonio y la filiación, el derecho de los padres a la educación, la no injerencia ideológica del estado, exclusión del hecho religioso del espacio público fruto de un laicismo concebido no como neutralidad del estado, sino como ideología de la misma que promueve la increencia”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Sobre el PP se afirma que tras abandonar las referencias cristianas en su etapa de gobierno, a pesar de ser el partido mayoritario entre los católicos, “puede recuperar algunas reivindicaciones desde la oposición”. Sus rasgos políticos más relevantes en relación con los católicos “pueden encontrarse en la confianza de que no cambiara las reglas de juego del estado aconfesional que establece la Constitución y la obligación de colaborar con la Iglesia, que la misma especifica, así como el derecho de los padres a la educación, que configura la base de la escuela concertada”. Aunque, según la declaración también ha sido el partido que “mantuvo intocada toda la legislación Zapatero, y ha dejado que continúe escandalosamente congelado en el Tribunal Constitucional, el recurso contra la ley del aborto que el mismo PP presentó”. El PP, por lo tanto “tiende a ser “católico” en la oposición y “liberal” en el gobierno”.

“De Ciudadanos es difícil destacar ningún rasgo que se alinee con la doctrina cristiana, sus posicionamientos en los campos clave tienden a clonar los del PSOE sólo que más amortiguados en su gesticulación”, afirma.

Sobre el nuevo partido emergente, VOX, el comunicado destaca que ciertamente “defiende la familia y la libertad de educación”, aunque “este punto no marca una diferencia radical con el PP. La diferencia clara y rotunda se da en otros dos aspectos ciertamente importantes: la defensa de la vida, muy aburrida en el PP y la oposición a la perspectiva de género, que les confiere un carácter único en el panorama español”. De todas maneras, según e-Cristians, VOX “plantea unos grandes objetivos frontalmente contrarios a la doctrina social de la Iglesia”: su oposición a la Unión Europea los alinea con las posiciones contrarias a la unidad portadora de la paz europea. “Hay un suicidio europeo que es el demográfico, pero hay otro que sería el desmantelamiento de la Unión y la recuperación de los estados nacionales de tan desastroso recuerdo, también para la Iglesia”.

Por su parte, ERC “habría mantenido habitualmente una agenda abiertamente contraria a la agenda católica. La legislación que se ha producido con su apoyo o por iniciativa suya, lo constata”: los actuales proyectos del consejero de enseñanza sobre la clase de religión y el concierto de las escuelas diferenciadas son exactamente iguales a los que formula el gobierno del PSOE. El PDeCAT, por su parte, “en su evolución desde la original Convergencia, ha ido asumiendo cada vez más la agenda de la perspectiva de género desde una ontología de partido liberal”.

E-Cristians concluye que en la política catalana y española “de momento no se percibe ningún líder político de primera línea que sea capaz de manifestarse como lo hizo Angela Merkel en sus recientes declaraciones en la Universidad de Berna, donde afirmó que la única manera de recuperar la paz y la estabilidad es volver a Dios, a la Biblia, a la religión”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

7 Comentarios. Dejar nuevo

  • Avatar
    sofia Saxe Ivanovna
    21 noviembre, 2018 19:25

    Apreciaciones , análisis sobre como debe emitir un voto un Católico.
    Y quien hace éste análisis, cierra los ojos de lo que es la doctrina de la EU, es la mayor enemiga del Catolicismo. Si al aborto, eutanasia, pronto eliminación de los disminuidos-como los nazis- irrespeto a la soberanía nuestra y otros países, ignorancia científica respecto a la permisividad de que un varón puede ser una mujer y esta si quiere un varón, dejando a un lado la ciencia y la composición genética.
    Apoyo a la banca y abandono de la clase trabajadora, la UE es más un una inmensa bolsa donde los grandes capitales encuentran apoyo.
    Injerencia con la Ley Parot, poniendo a los asesinos de eta en libertad-intromisión con la jurisprudencia española. UN católico sólo puede votar a un partido que defienda la Creencia en Cristo-quien quiera-y viva la cultura que alimenta sus raíces.

    Responder
  • Avatar
    José Jaime Rico Iribarne
    22 noviembre, 2018 09:08

    Decepcionante análisis. Pensaba que de VOX se cuestionaría el modelo territorial que propone, contrario a las autonomías, como un probable síntoma de perturbación de la paz social. Sería discutible, pero sería lógico introducir ese elemento de discusión. Sin embargo, se dice de VOX que se opone a la paz porque es contrario a la Unión Europea. Esto es una barbaridad. ¿Acaso la actual Unión Europea no se aparta de que gestaron grandes personajes cristianos? ¿De verdad el analista ve en la actual Unión Europea un modelo compatible con la doctrina social de la Iglesia? Más bien leo entre líneas un temor a decir algo que muchos católicos coherentes (los de fe, práctica y formación) empiezan a pensar. El voto no es una cuestión de conveniencia o un elemento estético de nuestra vida ciudadana; es un tema que afecta a la conciencia de quienes la tienen formada. Quien tiene la conciencia formada, se informa de las alternativas políticas y si es verdaderamente católico, cruza los datos de forma bastante distinta a la que propone nuestro analista.

    Responder
  • ¿qué pensamiento responde más a la concepción cristiana en España entre PSOE, Podemos, PP, Ciudadanos, VOX, PDeCAT y ERC? la respuesta le dirá a quién votar

    Responder
  • es clara la oposición de los dirigentes de la actual UE a los principios cristianos, como demuestra su meridiana oposición a gobiernos con valores cristianos como Hungría o Polonia, hasta el punto de ser amenazados con la expulsión por defender su identidad cristiana

    Responder
  • La unidad europea no es necesariamente portadora de la paz; es un muy deseable objetivo, sí, pero no es esencial para el católico como lo es la defensa de la vida y la familia natural. La unidad, promovida por la Doctrina Social Católica, debe construirse sobre unos principios sólidos y correctos, no buscarla de por sí. En ese caso, por qué no respetar una unidad como la de la URSS (que ya desapareció) o de la supremacía aria (que fue combatida) o la “pax romana” a través del dominio militar de sus legiones. No perdamos la brújula por miedo a un “tan desastroso recuerdo, también para la Iglesia”.

    Responder
  • Responder
  • Patético análisis

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú