fbpx

OCDE: un rebrote de Coronavirus hundiría aún más el mercado laboral

Según el último estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en su informe «Perspectivas de empleo 2020» detalla que, en caso de rebrote de Coronavirus, en algunas regiones españolas el paro superaría el 40%.  España se convertirá en el segundo país de la OCDE con una mayor tasa de paro, solo superada por el 35% que marcará Sudáfrica. El desempleo medio proyectado para el año 2020 sería del 19,2% en el escenario

Por ahora, los programas de trabajo a corto plazo, como los Ertes en el caso de España, han evitado que cientos de miles de ocupados pierdan su empleo. Sin embargo, aunque muchos de estos trabajadores vuelvan a sus puestos, la OCDE ve inevitable que la tasa de paro supere el 20% durante 2020, aunque no se produzca un importante rebrote del coronavirus. En un escenario más pesimista (o realista) con una recaída en el covid-19 tras el verano, la tasa de paro se acercaría al 27% entre 2020 y 2021, mientras que algunas regiones podrían perder hasta el 40% o más de todo el empleo, generando a su vez una recuperación de la economía más lenta y desigual.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, admitió que la recuperación tiene más forma de “U” que de “V” y que estamos en una situación parecida a la de la Gran Depresión. “Necesitamos un tratamiento o una vacuna”, concluyó. os países, advierte el secretario general de la organización, Ángel Gurría, deben ahora «hacer todo lo posible para que esta crisis de empleo se convierta en una crisis social en toda regla». La institución aconseja mantener las medidas macroeconómicas de apoyo al empleo para minimizar los riesgos de un desplome prolongado y de que se cree «una generación perdida de jóvenes» con negras perspectivas de empleo durante largo tiempo.

La organización destaca que en España las autoridades promovieron un rápido paso al teletrabajo para proteger a los empleados del Covid-19, acelerando los programas de apoyo a la digitalización de las pequeñas y medianas empresas. España es, además, el único país de la OCDE que reconoce la Covid-19 como enfermedad profesional para todos los trabajadores, por lo que una mayor parte de los salarios de los empleados elegibles fue compensada con el pago de una baja por enfermedad.

Con respecto a los ERTE, la institución destaca que su simplificación sirvió de apoyo financiero a muchas empresas, y que, a medida que la economía reabre, «debería considerarse la introducción de una condicionalidad más estricta para las empresas». La OCDE destaca también que las autoridades redujeran los requisitos de cotización mínima para poder acceder a la prestación por desempleo durante la crisis, y que se abriera a grupos que anteriormente no tenían derecho a ella.

El verano suele ser un mes de mucha creación de empleo en España, pero la menor afluencia de turismo será un gran escollo esta temporada, sobre todo en las regiones que presentan una mayor exposición relativa a este sector, especialmente en la costa. «Las diferencias regionales en el número de empleos en riesgo varían mucho en España, entre otras cosas debido a la fuerte concentración de las pérdidas de empleo en algunos sectores muy afectados por la crisis. En particular, varios de los principales destinos turísticos (como las Islas Baleares y las Islas Canarias) pueden enfrentarse a una gran caída del empleo», concluye el documento.

Esta elevada exposición al turismo, la hostelería y otros servicios que requieren del contacto humano o al menos de cierta cercanía, es la gran vulnerabilidad del mercado laboral español ante un rebrote del covid-19, puesto que obligaría a tomar medidas de contención importantes a una gran parte del tejido productivo. España tiene la mayor proporción de trabajadores ‘en sectores de riesgo’ de la OCDE. Esto quiere decir que son empleos que no se pueden hacer por remoto (desde casa) y que necesitan un contacto elevado con otras personas.

Si hay un rebrote del coronavirus en otoño «los trabajadores que no necesitan estar físicamente presentes en su puesto y pueden trabajar desde casa tienen así la forma más sencilla de garantizar la continuación del trabajo sin incurrir en el riesgo de contraer una infección mientras se desplazan y trabajan». Más allá de lo que se puede hacer desde casa, otros trabajos tienen un riesgo limitado de infección. Esto puede deberse a que implican poco contacto físico con clientes o compañeros (por ejemplo, los mecánicos, fontaneros, algunos trabajos en la industria o conductores de camiones).

Más información sobre el coronavirus en ESPECIAL CORONAVIRUS

España único país de la OCDE que reconoce la Covid como enfermedad profesional para todos los trabajadores, por lo que una mayor parte de los salarios de los empleados elegibles fue compensada con el pago de una baja por enfermedad. Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.