fbpx

Red social para viejos verdes

Con fecha 18 de abril de 2022 he procedido a dar de baja en mi teléfono móvil una red social de muy baja estrofa denominada facebuq. Me gusta escribir su nombre en su traducción onomatopéyica, en letras minúsculas y sin su color azul original. Reproduzco el texto del correo recibido en mi pc a las 08.31 am del día 18. Hace años que esta red social no está en mi ordenador. Ha llegado el turno de su eliminación en mi teléfono móvil.

“Francesc: Tu cuenta está programada para eliminarse de forma permanente. Facebook iniciará el proceso de eliminación de tu cuenta dentro de 30 días. A partir del 18 may. 2022 no podrás acceder a ella ni al contenido que hayas añadido. Accede a Facebook para cancelar la eliminación de tu cuenta y recuperar el contenido o la información que hayas añadido.”

No he borrado nada. No tengo nada que ocultar. He borrado el programa. ¿Y por qué? ¿Por la saturación constante de informaciones constantes en mi teléfono móvil? Esto último solo hasta cierto punto. La gota que colma el vaso de mi paciencia es la recepción continua de incitaciones sexuales de muy baja estrofa.

Incitaciones sexuales de mujeres semidesnudas en tono provocativo para excitar la libido. Me corresponde ser consecuente. Si Facebook hace esto conmigo, Facebook es una red social indigna de mí. Y por tanto esperaré el mes de turno para que mi baja sea definitiva. Tengo conocidos, amistades y familiares que usan Facebook. Esto me ha frenado a darme de baja en mi teléfono móvil. Ahora ya no. ¡El ejemplo es el mío y no el de mis conocidos!

Facebook pretende la incitación sexual del hombre hacia la mujer. De la mujer objeto moralmente degradada. Además, con grabaciones bastante cutres. Además, Facebook pretende amistades personales con mucha gente conocida y no conocida. Pretende la exclusiva de red social. Pretende la inversión de mucho tiempo propio cuando cojo el teléfono móvil. ¡God bay Facebook!

Tengo conocidos, amistades y familiares que usan Facebook. Esto me ha frenado a darme de baja en mi teléfono móvil. Ahora ya no Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Sana medida, don Francesc. Digna de imitar. Lo digo por los incontables sitios católicos que publican en esta red. Son una incitación —involuntaria, pero real— a abrir cuenta. Si voy a predicar sobre la Misa y anuncio que predicaré en un prostíbulo donde hay muchas chicas voluptuosas y escasas de ropa, no puedo sorprenderme que, por culpa de esa elección de lugar para predicar, mucha de mi audiencia termine enredado con esas chicas. Igual si predico en un sitio donde abundan persuasivos expendedores de alucinógenos. O dondequiera que abunde el mal en cualquiera de sus 1001 formas. Es extraño; esos sitios católicos denuncian los ataques de fb a nuestra Madre (la Iglesia), pero no se mueven de él. Bienvenido, don Francesc, al pequeño grupo de los que no tenemos cuenta en la cloaca. De los que cada día estamos más convencidos de que sin ese estercolero sólo se gana, nunca se pierde.

    Responder
  • Francisco Martínez Porcell
    21 abril, 2022 07:22

    Gracias por su comentario Nadin. Han pasado 2 dias y creo que mi móvil está liberado.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.