fbpx

Podemos se distancia del PSOE y propone eliminar los requisitos médicos para las personas transexuales

La polémica que hay en el terreno del feminismo, entre la identidad de género y el feminismo, sigue resultando productiva. En este caso, continúa la tensión entre PSOE y Podemos y la intención de ambos partidos de monopolizar el terreno del feminismo político en relación a las personas transexuales.

Ahora, Podemos ha subido la apuesta al asegurar Irene Montero, ministra de la cartera de Igualdad que se compromete a que el cambio de sexo no requiera informe médico para que las personas transexuales puedan realizar su cambio de sexo oficial en el registro saltándose ese requisito previo.

En la actualidad, la norma vigente exige que las personas que aspiran a un cambio de sexo hayan estado al menos dos años hormonándose y, al mismo tiempo, disponer de un informe médico independiente que tipifique la situación de la persona como con disforia de género.

El PSOE y Podemos ya habían mostrado sus discrepancias. ForumLibertas informaba el 12 de junio que se filtró un documento del Ejecutivo socialista en el que “el sexo es un hecho biológico y el género una construcción social”, reivindicando así el sexo predefinido biológicamente como el elemento de identidad corpóreo en oposición a las teorías de género que defienden que una persona decide cuál es su género.

El sexo con el que nacen las mujeres determina su lugar en el mundo, a partir del mismo se construye y delimita el espacio que ocupan y cómo lo hacen. Determina los derechos y el grado de ciudadanía con el que cuentan, y en los casos más extremos, incluso que sean agredidas, vejadas o asesinadas”, afirmaban los socialistas, para los que prima en su posición su defensa del feminismo de izquierdas frente a los supuestos derechos transexuales.

Si embargo, el artículo 9.3 de la Ley de Infancia, que aborda temas de sexualidad y género, presentada por el departamento de vicepresidencia social de Pablo Iglesias y que está pendiente del trámite parlamentario dice textualmente: “Los niños, niñas y adolescentes tendrán derecho a que su orientación sexual e identidad de género, sentida o expresada, sea respetada en todos los entornos de vida, así como a recibir el apoyo y asistencia precisos cuando sean víctimas de discriminación o violencia por tales motivos”, esa es la afirmación del artículo 9.3 de la Ley de Infancia, que defiende el departamento de vicepresidencia social del líder de Podemos Pablo Iglesias.

Eso significaría que los niños y adolescentes podrían decidir su orientación sexual por encima de su sexualidad biológica. Un hecho que debería ser aceptado legalmente por sus padres o tutores legales.

Contrariamente, en la línea de su discurso feminista frente al del homosexualismo político, el documento filtrado del PSOE afirmaba: “A las mujeres las matan por nacer mujeres -prosiguen en su documento los socialistas-, a las niñas les mutilan los genitales, por nacer mujeres las asignan socialmente la responsabilidad de los cuidados, por nacer mujeres las casan forzosamente y las cercenan la voluntad individual, por nacer mujeres las niegan el derecho al voto, las impiden acceder a recursos y sufren los índices más altos de pobreza o precariedad”.

Además, el partido de Pedro Sánchez se posiciona en contra de que “los sentimientos, expresiones y manifestaciones de la voluntad de la persona” tengan “automáticamente efectos jurídicos plenos” y defiende que la “situación de transexualidad” quede debidamente acreditada.

Igualdad y la «despatologización» de los transexuales

Las mismas fuentes citadas del Ministerio de Igualdad aseguran que “trabajarán para garantizar que se despatologiza la autodeterminación de género, algo que reclama la ONU, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo” (según afirman ellos) y que este es el “compromiso del Gobierno”.

Las mismas fuentes que cita el diario El País afirman contundentemente que el supuesto de las tres que preparan incluir los cambios para que se haga efectiva la despatologización, como por ejemplo la modificación de la ley de 2007, y por tanto hagan el derecho efectivo.

“La Organización Mundial de la Salud entiende que la transexualidad no es una patología. La ley española no puede ir por detrás”, aseguran. Sin embargo, este mismo martes, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz, María Jesús Montero (PSOE), eludió responder si la autodeterminación de género estaría incluida en la ley LGTBI.

“Quiero que sepáis que vuestras vidas importan y que institucionalmente no vamos a retroceder”, ha dicho este miércoles la ministra de Igualdad durante la presentación de la campaña del Orgullo 2020, dirigiéndose al colectivo de personas trans. “Este Gobierno va a hacer todo lo posible para que vuestras vidas sean como las demás, dignas de ser vividas, vidas libres y sobre todo felices”, ha añadido Montero.

Continúa la tensión entre PSOE y Podemos y la intención de ambos partidos de monopolizar el terreno del feminismo político en relación a las personas transexuales Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

  • ¡Madre mía! pero esto, ¿porqué no lo defienden en los paises donde ocurre…? o sea que en los paises islámicos, así como China, India… «boca cerrada» y aquí, imponiendo leyes que parecen sacadas de no se donde decir… pero que ¡están haciendo y un daño, casi irreparable, sobre todo a las familias! De verdad, ¡vayanse a a donde los necesiten con sus leyes y déjennos en paz de una puñetera vez!
    ¡Dios mío, es ver las noticias y ponerme enferma!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.