Alemania presiona al BCE para lanzar el euro digital

Euro digital
Economía

Alemania ha solicitado al resto de estados miembro y a la BCE para impulsar el euro digital. El objetivo que pretenden alcanzar es una solución sobre los pagos digitales, ya que existe una gran demanda de divisas digitales por parte de los consumidores y las empresas. Esta idea no es ajena entre los bancos centrales, que llevan años considerando la posibilidad de que sus propias monedas digitales desempeñen un papel en la simplificación de los pagos nacionales e internacionales. Por ahora, los pagos digitales y las criptodivisas están aprovechando la pandemia para imponerse como medios de pago, poniendo en peligro el uso del dinero en efectivo.

Si bien el BCE niega que quieran eliminar el dinero en efectivo, la puesta en marcha del euro digital supondría el paso definitivo. Las monedas digitales de los bancos centrales (CBDCs, por sus siglas en inglés) permitirían a los titulares hacer pagos por internet e incluso fuera de la red, compitiendo con los medios de pago electrónico existentes como las carteras digitales, la banca online o las criptomonedas.

Ahora bien, el concepto del euro digital  no es el mismo que el de la criptomoneda ni el dinero bancario. El euro digital sería como el efectivo actual: público, creado y custodiado por el banco central. El euro digital puede ser un buen complemento (quizá sustituto en el largo plazo) para mantener el uso del dinero más puro. El BCE explica que la zona euro carece de una moneda digital emitida por el banco central y que se pueda utilizar para todas nuestras transacciones diarias, incluso en el comercio electrónico. “Un euro digital llenaría este vacío: sería una forma electrónica de dinero del banco central accesible a todos los ciudadanos y empresas; en otras palabras, un equivalente digital de los billetes en euros. Proporcionaría acceso gratuito a un medio de pago digital sencillo, seguro y sin riesgos, aceptado en toda la zona del euro. En la era digital, preservaría el bien público que el euro proporciona a los ciudadanos europeos”.

Sin embargo, paradójicamente la pandemia ha disparado la demanda de dinero efectivo por toda la Unión Europea. En el caso de España, los datos del Banco de España (BdE) revelan un fuerte aumento de la cantidad de dinero en efectivo (billetes de forma más concreta) en circulación entre marzo y julio. En esos meses, el BdE tuvo que incrementar en más de 11.000 millones de euros los billetes en circulación, un movimiento sin precedentes en esos meses.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

En este sentido, el euro digital tampoco podría eliminar a la economía sumergida que se históricamente ha usado masivamente el dinero en efectivo. En la actualidad es la criptomoneda la principal opción, por su dificultad de rastrear las transacciones y la facilidad de hacerlas operar alrededor del mundo. Por lo que, dependiendo de la decisión del BCE, la digitalización transformará con gran profundidad el mercado de las criptomonedas, los bancos centrales y las transacciones monetarias del día a día.

En el caso de España, los datos del Banco de España (BdE) revelan un fuerte aumento de la cantidad de dinero en efectivo en circulación entre marzo y julio Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú