Almeida: “una religión que se basa en el amor es mejor que esté fuera de las sacristías”

“Lo que hago viene determinado por mi fe”, afirmó. El Alcalde Almeida considera que ser fiel a la propia formación es el mejor camino para evitar caer en la crispación y las ansias de poder.

El Alcalde de Madrid, José Luis Martínez- Almeida, participó durante la pasada Semana Santa en un coloquio on line. El coloquio era una de las llamadas ThinkTalk que organiza un grupo de jóvenes para promover la reflexión durante el confinamiento.  La conversación fue seguida en directo por más de mil internautas, y la han visto varios miles más durante los días siguientes.

El fundamento de la política

Preguntado por el fundamento de su labor política, afirmó que  “la política es uno de los caminos más cortos para el bien común”, “lo cual no quiere decir que sea el único”. Destacó la necesidad de trabajar para el bien común de toda la sociedad, pero sin olvidar la responsabilidad individual de cada uno. Y por ello señaló la necesidad de que las instituciones demuestren respeto por una sociedad madura. Reclamó la sabiduría de las instituciones, sabiendo reconocer errores y tomar decisiones drásticas cuando hace falta….Señaló cuatro puntos fundamentales que le parecen deseables para la acción política en estos momentos: decisiones drásticas, cercanía, rectificación y transparencia. 

 Un político determinado por su fe

Agradecido por la formación humana y espiritual que ha recibido, afirmó que actúa determinado por la fe. Sin esa fe y esa formación no estaría teniendo el modo de proceder que está teniendo en estos momentos, según aseguró: “lo que haga viene determinado por mi fe”. Y reclamó el respeto para quienes tienen una fe y la expresan públicamente.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Interrogado por la compatibilidad de la fe y la política, señaló que “una religión que se basa en el amor es mejor que esté fuera de las sacristías”. Por ello reclamó la libertad de los católicos para contribuir desde sus convicciones a la construcción del bien común – Asimismo, destacó la absoluta compatibilidad de la fe y la política, pues los católicos no están en política para imponer la fe sino para contribuir desde sus convicciones a la construcción del bien común. Y recordó que la fe católica ha forjado la civilización occidental, forjada en los valores del humanismo cristiano.

A la pregunta de como conciliar fe y política sin “cavarse su propia tumba” dijo que subestimamos al conjunto de la sociedad y creemos que se conforma con lo políticamente correcto. La gente quiere políticos identificables y correctos, “no políticamente correctos”… El problema no está en quienes quieren generar el molde, sino en que nos amoldemos al molde de quienes quieren imponer la corrección política, pues “la sociedad está preparada para alejarnos de lo políticamente correcto y adentrarnos en lo que es correcto en cada momento”.

A propósito de la actual crispación política, reconoció que determinados discursos han generado un encanallamiento de la sociedad y esta crisis es una oportunidad de trasladar a la política la concordia que muestra la sociedad llegando a las coincidencias en que todos nos podamos sentir reconocidos.

Sin conflicto con el PP

En cuanto al conflicto entre el católico y el partido, resaltó que hay que respetar la decisión de cada político y que, aunque se siente cómodo dentro del proyecto del PP, admite que se ha sentido a veces incomodo con algunas de las decisiones del partido. “No se puede estar de acuerdo en todo pero sí sentirse identificado con el proyecto del partido en su conjunto”.

En cuanto a la renuncia del PP a sus principios que ha llevado a la pérdida de millones de votos para el partido, recordó que el PP siempre ha mantenido su identificación con el humanismo cristiano y por eso nunca se ha sentido abandonado por el partido. Se ha pretendido hacer lo mejor para España siempre. Aunque a veces el partido se habrá equivocado, no cree que se hayan abandonado los valores del partido. Entrando en el concreto caso del gobierno de Rajoy, indicó que hay que valorar en función de la complejidad del momento, pues era “la época más turbulenta y complicada del gobierno de España”.

Dignidad humana y fidelidad

A la hora de combinar fe, ayuda al prójimo y seguridad ciudadana en relación al tema de la inmigración, se mostró partidario de la inmigración legal, pero no de lanzar discursos generalizados sobre los migrantes porque se confunde la inmigración legal y la ilegal y hay que tener mucha delicadeza con cuestiones relativas a la dignidad humana. En todo caso, abogó por la ayuda en origen que haga innecesaria la migración. Además destacó que una vez llegados los migrantes debemos ayudarles. Y en todo caso debe haber enorme comprensión hacia los inmigrantes.

Finalmente destacó la importancia de ser fiel a la propia formación para evitar caer en la crispación y las ansias de poder, y la necesidad de tener personas cerca que te corrijan sin hacer la pelota.

La gente quiere políticos identificables y correctos, no políticamente correctos Clic para tuitear

 

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú