fbpx

Privilegios para la comunidad LGTBI: tendrá «prioridad» para encontrar empleo

Política

El Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz presentó recientemente un extracto del Proyecto de Ley de Empleo en el que dota de privilegios a la comunidad LGTBI de cara a ser tratado «prioritariamente» en la búsqueda de empleo.

El texto afirma: «la atención a 1.600.000 de trabajadores con discapacidad será prioritaria, así como a otros colectivos con dificultades de inserción, permanencia y consolidación en el mercado de trabajo, como las personas LGTBI, los mayores de 45 años, las personas gitanas o de otra minoría étnica y las mujeres víctimas de violencia de género

Según informa Libre Mercado, el extracto proviene de la remisión aprobada por el Gobierno para pasarlo al Congreso y «que forma parte de la reforma estructural del mercado de trabajo» que es el proyecto estrella de Díaz y que se presentó en diciembre de 2021.

La liebre la ha lanzado Invertia al publicar un titular llamativo: «Las personas LGTBI deberán avisar de su orientación sexual al SEPE para ser prioritarias en las oficinas de empleo».

Lo cierto es que al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) le resultaría muy complicado priorizar a un candidato homosexual por encima de un heterosexual, básicamente, porque demostrar la orientación sexual de cada persona sería tan complejo como intrusivo en la vida privada de los demandantes de empleo, sin embargo, la propia existencia de esa cláusula tiene efectos discriminatorios.

«El SEPE -afirma Invertia- no podría aplicar esta priorización de manera activa a no ser que una persona LGTBI le informe de su condición sexual por su propia voluntad e iniciativa».

Por ahora, el Ministerio de Trabajo guarda silencio a los requerimientos de los periodistas sobre la nueva Ley.  No obstante, la noticia ya ha corrido entre los funcionarios encargados de gestionar y buscar trabajadores entre los ciudadanos inscritos al SEPE y se esperan las explicaciones de la titular de Trabajo.

«Nos hemos enterado por la prensa. A nosotros nadie nos ha dicho nada» señalan fuentes del sindicato CSIF en el Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid.

Privilegiar a la comunidad LGTBI: «una locura»

«Es una locura. Tremendo» valoran las mismas fuentes ante la posibilidad de que las oficinas de empleo públicas tengan que dar prioridad a la comunidad LGTBI cuando entre en vigor la Ley de Empleo de Yolanda Díaz.

Apunta: «El acceso al empleo tiene que ser universal y nosotros buscamos a los candidatos idóneos según sus capacidades, estudios, experiencia… y así debe ser » explican los representantes de los funcionarios.

Sin embargo, bien es cierto que «hay criterios que aparecen en el DNI (como la edad) o en las tarjeras sanitarias (como la discapacidad) que nosotros podemos usar para dar prioridad laboral» matizan. «Pero la orientación sexual no está en el DNI, ¿cómo vamos a saber si es fiable lo que nos diga un candidato? Es absurdo» apuntan.

Las mismas fuentes que cita Libre Mercado, añaden que «un candidato con 35 años homosexual con la misma formación que un heterosexual no tendría que tener ningún tipo de ventaja sobre el otro a la hora de encontrar empleo. Y si la tiene, se estaría discriminando al heterosexual».

Las personas LGTBI deberán avisar de su orientación sexual al SEPE para ser prioritarias en las oficinas de empleo Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • La cosa es de una estupidez inconmensurable, pero solo a primera vista, porque en el fondo es una forma astuta de engrosar el colectivo LGBTI favoreciendo a sus miemb@s para que las personas que todavía no han adoptado una de estas variedades se conviertan en homos o en trans, y así empoderarse para gozar de las ventajas que este gobierno de cretin@s ha tenido a bien otorgarles.

    Responder
  • Esto ya es un hecho.
    Pero también es un hecho que los miembros de esa comunidad son enfermos, son discapacitados.
    Eso son y como tales los considera el gobierno.
    Y ellos se dejan tratar así, sin protestar, sin exigir ser tratados como normales, porque, conscientemente unos, e inconscientemente otros, saben que no lo son, que están por debajo del nivel de normalidad.
    Recordemos que, en 1973, esa enfermedad fue eliminada de la lista de enfermedades de la APA (Asoc. Amaricana de Psiquiatría, perdón, Americana) no por criterio científico —como debió ser según la rigurosa metodología científica—, sino por votación, provocada por una presión cargada de violencia.
    No lo digo yo, lo dice este concienzudo artículo que usted puede consultar: «César Vidal la homosexualidad no es lo que era».

    Responder
  • Algunos defienden nuevas ideologias que llevan, en su seno, viejas ideas.
    La imposición de una raza superior:
    Los ideólogos de la teoria queer creen que el sexo es impuesto por la sociedad. En esta posición se establece la superioridad del hombre sobre la naturaleza.
    Pero también la posibilidad de cambiar la naturaleza del hombre.
    En su ambito ideológico de «mejorar la sociedad», y «hacerla mas libre», esta posibilidad de cambio de la naturaleza humana se transforma en voluntad de poder cambiar. Una vez conseguido su propósito de «convencer» a la sociedad, aunque parece que se prefiere imponer, la consecuencia lógica de esta posibilidad de » mejora», es la posibilidad de «la mejora del hombre»; un «hombre superior».
    Esto, que se reduce a una ideologia que se cree con el poder de hacer del hombre una raza superior, no es nueva en la historia. Siempre que se ha impuesto ha causado inmensas atrocidades.
    Ahora está en su fase de «covencer» a la sociedad. Para ello usa ideas como » los derechos humanos». Pero están en franca oposición a ellos.
    Esta evolución ideológica del, «ser superior» de la teoria queer, está en su seno.
    Su acción política, en esta nueva reconstrucción, viene formulada con una palabra que parece del todo inofensiva: deconstrucción.

    Responder
  • La ideología Queer nos la presentan envuelta en mejora progresista, pero solo en su teoría, porque en su práctica, que es donde se muestra su auténtica realidad, ya está más que claro que es una brutal monstruosidad, es decir, una fábrica de monstruos, de personas degradadas y convertidas en deformaciones grotescas de sí mismas. Matrimonios del mismo sexo, niños con un par de padres o madres concebidos de forma artificialmente inhumana, niños con la pubertad paralizada a posta, adolescentes hormonados y mutilados… Estos son los frutos que da el árbol Queer, aberraciones que serán muy progresistas, pero no representan mejora ni beneficio alguno, sino todo lo contrario, son un progreso hacia lo malo y lo peor.
    Es inconcebible, e intolerable, que ese Ministerio llamado de Igualdad esté en manos de personas tan fanatizadas e integristas que no quieren darse cuenta del mal que están propiciando con sus leyes irracionales y perversas. Eso, o es que pretenden propagar el mal a conciencia. Son politicuchos y polticuchas que han incorporado la deconstrucción como bagaje teórico. Su trabajo práctico consiste en utilizar el poder para descomponer la sociedad despersonalizando a los individuos que la componen.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.