España sufrirá la peor crisis de las economías avanzadas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado que España protagonizará la recesión más profunda de todas las economías avanzadas con una contracción del 12,8% este año en mitad de la pandemia del Covid-19. De hecho, el organismo ha mejorado las previsiones de las principales economías salvo las de la española. Se calcula una caída de la economía de la zona euro del 8,3% para este año, 1,9 puntos porcentuales mejor de lo esperado en junio, con España a la cabeza con la recesión más aguda (-12,8%) entre sus grandes economías.

“Como resultado de la relajación de los confinamientos y el rápido despliegue de apoyo político a una escala sin precedentes por los bancos centrales y gobiernos, la economía mundial está comenzando a recuperarse de las profundidades de su colapso en la primera mitad del año”, ha asegurado Gita Gopinath, economista jefe del Fondo, al presentar el reporte. La tasa de desempleo media en la zona euro será del 8,9% a finales de 2020 y del 9,1% el próximo año, aunque en el caso de España estará casi en el doble de ese porcentaje, al mantenerse en el 16,8% hasta finales de 2021, según los cálculos del Fondo (el Gobierno español prevé una tasa del 17,1% para 2020 y del 16,9% en 2021).

Asimismo, el FMI calcula que la economía global se hundirá un 4,4% (ocho décimas menos que la estimación de junio) en 2020 y que repuntará un 5,2% (dos décimas inferior a junio) en 2021. “La revisión refleja unos resultados del PIB del segundo trimestre mejores de lo anticipado, principalmente en las economías avanzadas, donde la actividad comenzó a mejorar antes de lo esperado después de que se redujeran los confinamientos en mayo y junio, así como por los indicadores de una mayor recuperación en el tercer trimestre”, reza el documento. España, en este caso, es la gran excepción.

“La pandemia revertirá los avances realizados desde la década de 1990 en la reducción de la pobreza y aumentará la desigualdad”, explica el FMI en términos generales, al tiempo que destaca que tiene asumido que las economías “experimentarán cicatrices”con efectos persistentes sobre la producción potencial y que provocan la urgencia de acometer cambios estructurales.

Para el FMI, la incertidumbre continúa siendo muy elevada debido a los riesgos de rebrotes, la posibilidad de que la vacuna se retrase más allá de 2021 y que se desvanezcan las medidas fiscales puestas en marcha por los países. “El riesgo de peores resultados de crecimiento que lo proyectado permanece considerable. Si el virus resurgiera, el avance sobre tratamientos y vacunas fuera más lento de lo previsto o el acceso de los países a ello siguiera siendo desigual, la actividad económica podría ser menor de lo esperado, con un distanciamiento social renovado y encierros más estrictos”, señala.

Se calcula una caída de la economía de la zona euro del 8,3% para este año, 1,9 puntos porcentuales mejor de lo esperado en junio, con España a la cabeza Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú