fbpx

El cardenal Zen dice que está bien tras su detención en Hong Kong

El cardenal Joseph Zen, obispo retirado de Hong Kong, aseguró a los católicos que está bien después de haber sido detenido y retenido por la policía de seguridad nacional por su apoyo a los manifestantes antigubernamentales.

“He hablado con el cardenal Zen”, escribió el obispo de Hong Kong, Stephen Chow Sau-yan, en su página de Facebook. “Me pidió que le dijera a sus amigos que está bien. No es para preocuparse. Y quiere que adoptemos un enfoque de bajo perfil para él”.

El cardenal de 90 años regresó a su casa con los Salesianos de Hong Kong el 11 de mayo después de haber estado detenido varias horas.

El cardenal y otros tres miembros del ahora desaparecido Fondo de Ayuda Humanitaria 612 fueron detenidos por separado el 10 y el 11 de mayo, y todos fueron liberados el 11 de mayo. El fondo se creó para ofrecer asistencia financiera a las personas involucradas en las protestas contra el gobierno en 2019. y se disolvió después de ser objeto de escrutinio por parte de las autoridades durante el año pasado.

La fuerza policial de seguridad nacional se estableció “para salvaguardar la seguridad nacional china”. El cardenal y otros fueron interrogados en la comisaría de policía de Wan Chai por presunta connivencia con fuerzas extranjeras.

La ley de seguridad de Hong Kong de 2020 tipificó la participación o el apoyo al movimiento a favor de la democracia como delitos de subversión y colusión con organizaciones extranjeras y permitió que las personas en prisión preventiva fueran extraditadas a China continental. La pena oscila entre un mínimo de tres años y un máximo de cadena perpetua.

Los críticos dicen que viola la Ley Básica de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de China. La ley, aprobada por el Congreso Popular Nacional de China en 1990, entró en vigor el 1 de julio de 1997, cuando Gran Bretaña devolvió el control de Hong Kong a China. La ley salvaguarda la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong y también protege los derechos y libertades de los residentes de Hong Kong.

En una declaración del 12 de mayo, la Diócesis de Hong Kong instó al gobierno a defender la libertad religiosa en la ciudad y dijo: “Siempre hemos defendido el estado de derecho. Confiamos en que en el futuro seguiremos disfrutando de la libertad religiosa en Hong Kong bajo la Ley Básica”.

La declaración también instó a “la policía de Hong Kong y las autoridades judiciales a manejar el caso del cardenal Zen de acuerdo con la justicia, teniendo en cuenta nuestra situación humana concreta”. Dijo que estaba «extremadamente preocupado por la condición y la seguridad del cardenal Joseph Zen, y estamos ofreciendo nuestras oraciones especiales por él».

El Vaticano emitió un comunicado el 11 de mayo diciendo que había «escuchado con preocupación la noticia del arresto del cardenal Zen» y que estaba «siguiendo el desarrollo de la situación con extrema atención». Al día siguiente, el periódico del Vaticano, L’Osservatore Romano, publicó una historia sobre el incidente con un titular que destacaba la «preocupación de la Santa Sede».

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú