El alegato de Michel Houellebecq contra la eutanasia: un país que la legaliza “pierde todo derecho al respeto”

Dos días antes de un debate histórico en la Asamblea Nacional, ha tomado la palabra Michel Houellebecq. Si las intervenciones de este tipo son raras en casa, el escritor toma la pluma en las columnas de Fígaro, una de las cabeceras más importantes de Francia. Houellebecq se opone a una medida devuelta al centro del debate público: la eutanasia, en un artículo que se puede leer en castellano íntegramente aquí.

“Libertad absoluta” contra el riesgo de “deriva”: la creación de un supuesto derecho a la muerte digna para las personas que padecen una patología incurable fue objeto de intensas discusiones a finales de marzo en comisión de la Asamblea Nacional, antes de un debate en el hemiciclo el 8 de abril. Un proyecto de ley que instituye el “derecho a un fin de la vida libre y elegido” del diputado Olivier Falorni (grupo Libertades y Territorios) y que ha dividido a prácticamente todos los grupos políticos, que han dejado a sus representantes electos para expresarse en conciencia. Posteriormente, se presentaron más de 3.000 enmiendas en la Comisión de Asuntos Sociales sobre esta propuesta, que probablemente impida su aprobación el jueves por la Asamblea Nacional.

Michel Houellebecq es claramente uno de los opositores a este proyecto de ley. “Nadie quiere morir”, explica en una carta publicada por Le Figaro. “Nadie quiere sufrir” tampoco. Pero, sobre todo, “podemos eliminar el sufrimiento físico”, lo que, según el escritor, pone fin al debate. Sobre este punto justifica: “Principios del siglo XIX: descubrimiento de la morfina; desde entonces ha aparecido un gran número de moléculas relacionadas. Finales del siglo XIX: redescubrimiento de la hipnosis; sigue siendo poco utilizada en Francia”.

eutanasia

Houellebecq apuesta por los cuidados paliativos

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

El supuesto desconocimiento de estos temas por parte de la ciudadanía (que plebiscitan el derecho a la eutanasia, según los últimos estudios) provoca, considera, una polarización caricaturesca del debate, reducida a la pregunta “¿Prefieres que te ayudemos a morir o pasar el resto de su vida con un dolor terrible? El sufrimiento puede superarse, por tanto, según él, mediante la morfina y la hipnosis, en particular. Haciendo hincapié en el uso recurrente de los términos “compasión” y “dignidad” por parte de los defensores del proyecto, el escritor escribe: “Los partidarios de la eutanasia hacen gárgaras con palabras cuyo significado revelan hasta tal punto que ya no deberían tener derecho a pronunciarlos. ”

Lo mismo ocurre con el argumento de que Francia se está quedando atrás en el tema con respecto a otros países. “El memorando explicativo del proyecto de ley que pronto se presentará a favor de la eutanasia es cómico en este sentido”, escribe. Buscando los países en relación a los cuales Francia estaría “atrás”, encuentran sólo “Bélgica, Holanda y Luxemburgo; No estoy realmente impresionado ”.

Michel Houellebecq también saluda la valentía de los médicos opuestos al suicidio asistido, cuya libertad de conciencia es una de las disposiciones presentes en el proyecto de ley. “Cuando un país, una sociedad, una civilización, llega a legalizar la eutanasia”, concluye enfáticamente, “pierde, a mi juicio, todo derecho al respeto. Por tanto, no sólo resulta legítimo, sino deseable, destruirlo; para que algo más, otro país, otra sociedad, otra civilización tenga la oportunidad de suceder. “

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • ¿en Catalunya se ha legalizado la eutanasia?

    Responder
  • A ver si se respeta un poco más a las personas afectadas. Es ofensiva y ridícula la receta a base de morfina e hipnosis. La vida no vale a cualquier precio, que se lo pregunten a los mártires de la iglesia.
    Tiene bemoles que una institución criminal como la iglesia se las dé de defensora de la vida…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú