¿Por qué Maduro pide ayuda al Papa en el conflicto de Venezuela?: la mediación de la Iglesia a lo largo de la historia

Nicolás Maduro se sabe en una situación delicada. Más de doce países europeos han reconocido la posición del hasta ahora líder opositor en Venezuela, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional.

Este reconocimiento ya se había producido por parte de más de diez países americanos, entre los que se encuentra Estados Unidos, que fue uno de los primeros en hacerlo. El propio parlamento de la Unión Europea ha aceptado en bloque esta circunstancia.

Ahora el que ha sido presidente de la República hasta ahora, Nicolás Maduro, ha pedido la mediación de la Iglesia católica.

Maduro, ha dirigido unas declaraciones a la televisión Sky24 en las que ha señalado: He enviado una carta al Papa Francisco, espero que esté llegando o que ya esté en Roma, en el Vaticano, diciendo que yo estoy al servicio de la causa de Cristo. Y con este espíritu le he pedido ayuda en un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo”. 

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Por lo tanto, el líder bolivariano se abre a una intermediación del máximo líder del catolicismo, del que esperan “una respuesta positiva”. No es la primera vez que Maduro le pide al obispo de Roma si mediación en la crisis política que vive su país.

La razón es que a lo largo de la Historia la Iglesia y en especial diversos papas han mediado en complejos conflictos internacionales que parecían encontrarse en un delicado punto, pero que pudieron ser desencallados. Eso espera Maduro.

Las mediaciones históricas de la Iglesia católica a lo largo de la Historia

Siempre han existido mediaciones en los conflictos por parte del catolicismo. Ya hayan sido sacerdotes a pequeña escala, obispos o incluso papas, la Iglesia ha sido tomada siempre como un agente neutro y árbitro necesario en numerosos conflictos. 

Recientemente, por ejemplo, en Colombia la Iglesia jugó un papel importantísimo en la firma de los acuerdos de Paz entre el Gobierno y las FARC, que depusieron las armas y se reinsertaron en la sociedad colombiana. También lo tuvo anteriormente cuando las FARC tuvo rehenes.

Más allá de este reciente ejemplo, hay otros que con la perspectiva histórica necesaria, han supuesto negociaciones que han facilitado el devenir de la historia.

Restablecimiento de relaciones con Cuba

Por ejemplo, el Papa Francisco jugó un papel decisivo en el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y puso de relieve la capacidad de intermediación del Papado en la resolución de conflictos a lo largo de la historia.

Desde la Edad Media la Iglesia ha intervenido para ayudar a reducir la violencia entre los territorios. De hecho, no es otro sino el Vaticano quien protagonizó el primer Estado en organizar una representación del Papado en otros países a través de los nuncios pontificios.

El muro de Berlín

Juan Pablo II, con su magisterio sobre la libertad religiosa, y acompañando los procesos que se habían puesto en marcha en su Polonia con el nacimiento del primer sindicato libre en un país comunista, contribuyó a la caída de los sistemas totalitarios comunistas.

En 1989 el propio líder soviético–ruso Gorbachov reconoció públicamente que la intervención de Juan Pablo II fue decisiva en los acontecimientos que culminaron con el derribo del muro de Berlín y con todo el sistema comunista en Europa.

Canal de Beagle

De nuevo el Papa Juan Pablo II evitó la guerra en 1978 cuando condujo una mediación que llevó a la firma del Tratado de Paz y Amistad el 29 de noviembre de 1984, que solucionó el conflicto del Canal de Beagle, de más de setenta años de disputa.

Argentina y Chile se disputaban el canal de Beagle, un litigio limítrofe que consistía en la disputa por la traza oriental del canal y cuya islas fueron motivo de discusión.

Nazismo

El Papa Pío XI fue una figura relevante en la diplomacia entre judíos durante el régimen nazi de Adolf Hitler.

La Santa Sede junto con los nuncios y miembros de la Iglesia habrían salvado de la muerte de entre 740.000 a 850.000 judíos. Pío XI además publicó la encíclica “Con ardiente preocupación” en la que condenaba la ideología racista que propagaba el Tercer Reich.

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú