fbpx

Rastreados: el INE empieza hoy a seguir nuestros movimientos

Economía

Por medio millón de euros a partir de hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) estudiará los movimientos que la mayoría de españoles realizarán durante la semana. Este macroproyecto de Big Data tiene como objetivo la obtención de información sobre los desplazamientos de los españoles. Con el apoyo de Telefónica, Orange y Vodafone, el organismo recogerá la posición de los móviles en áreas de 15.000 habitantes de media.

Con los datos anonimizados, las compañías enviarán la posición de los móviles por la noche para establecer el lugar de residencia y, desde las nueve de la mañana y las seis de la tarde, para saber dónde trabajan o estudian. Esta secuencia se realizará durante toda la semana, resultará una importante información en bruto para mejorar la movilidad de los españoles. En una segunda fase, el INE tratará de comprobar los desplazamientos en festivos y vacaciones. En este caso, tomará muestras el domingo, 24 de noviembre; el 5 de diciembre; y dos días de verano, el 20 de julio y 15 de agosto, también festivo.

Este estudio del INE está levantando un gran revuelo desde su anuncio. Los usuarios no confían sobre la información que se extraiga y, sobre todo, con el uso que se le puede dar a todo el banco de datos extraídos. En el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) 2016/679 europeo establece que “los principios de protección de datos no deben aplicarse a la información anónima, es decir información que no guarda relación con una persona física identificada o identificable, ni a los datos convertidos en anónimos de forma que el interesado no sea identificable, o deje de serlo”. Y que en consecuencia, “no afecta al tratamiento de dicha información anónima, inclusive con fines estadísticos o de investigación”.

El problema radica en que la identidad de muchas personas quedará en evidencia puesto que serán altamente deducibles. La única manera de librarse de este estudio es tenerlo apagado o en modo avión en los periodos de recogida de posición por antena. Sin embargo, existen diversas operadoras que permiten que el móvil del usuario envíe datos para fines estadísticos. Si bien en compañías como Vodafone y Orange permiten que sus clientes decidan si ceden información a terceros, aunque sea de forma anónima, no es el caso de Movistar. La operadora española no ofrece ninguna alternativa y recuerda a sus usuarios que sus datos pueden ser “objeto de un proceso de anonimización irreversible” para este fin.

El INE ha declarado que el estudio no vulnera la legislación vigente, ya que están «altamente agregados» (resumidos), en palabras de Telefónica. El Instituto Nacional de Estadística ha pagado medio millón de euros a las operadoras por los datos, repartiéndose de la siguiente forma: 163.616 euros por los datos de Telefónica, 150.000 a Vodafone y 185.000 a Orange.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Francesc Martínez Porcell
    18 noviembre, 2019 12:20

    En muchos momentos de mi vida paso del teléfono móvil. Aparcado en casa ¡qué suene tanto como desee! Los bolsillos pesan menos. Puedes transitar andando, en transporte público, etc. Sigue siendo conveniente que tus seres queridos que viven en el mismo domicilio sepan adonde has ido y a qué hora volverás.

    Responder
  • Mª del Pilar
    18 noviembre, 2019 15:37

    Habrá que echar mano del sentido común,y como bien dice Francesc, dejar el móvil encima de la mesa e informar a los tuyos de a donde vas y hora de vuelta.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.