Arbitrariedad y sectarismo del gobierno de la Generalitat de Cataluña contra la Iglesia

Es una angustiosa evidencia que el gobierno de la Generalitat de Cataluña se ha hundido en la incompetencia y la impotencia para controlar la Covid-19, primero en Lleida i su entorno, y después en la densa y poblada área metropolitana de Barcelona.

De hecho, muchos distritos de la capital y una buena parte de la segunda ciudad de Cataluña, l’Hospitalet, deberían estar confinados si nos atenemos a los criterios de 50 casos en la última semana por cada cien mil habitantes.

La situación es tan grave que el primer ministro del gobierno francés ha recomendado no viajar a Cataluña, con lo que ha terminado de hundir una temporada turística que ya estaba tocada. Bélgica ha prohibido los desplazamientos a Lleida, y el Financial Times  ha publicado un articulo que es una crítica total a la incompetencia de Torra y su gobierno. El presidente vicario, según propias declaraciones de Puigdemont ha demostrado que, si algo se ha hecho mal, todavía se puede empeorar, mientras que la consejera de Sanidad Alba Vergés está desaparecida, políticamente liquidada, como antes sucedió con el Consejero de Trabajo y Servicios Sociales, ambos de ERC, con lo cual el argumento principal de Junqueras de ERC como partido que sabe gobernar, ha sido destruido por la pandemia. Todo esto además en un escenario donde unas elecciones sin fecha contaminan todas las actuaciones.

Todo esto es una evidencia que ayuda a entender por qué en el intervalo de pocos días el gobierno de la Generalitat se ha dedicado a atacar a la Iglesia en dos temas importantes, las inmatriculaciones y la libertad de culto, como hemos explicado en Forumlibertas.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

ERC, y el propio Torra, con su ataque directo al Cardenal Omella, un hombre de la mas absoluta confianza del Papa, su prohibición a que se celebrara el funeral por los muertos por la epidemia, limitando el aforo a 10 personas, solo se explica por la búsqueda de un chivo expiatorio que desvíe la atención sobre sus graves responsabilidades.

La Iglesia en Cataluña ha respondido serenamente y con firmeza a estos ataques, y ha anunciado que formulará una denuncia contra la Generalitat por vulnerar los derechos constitucionales a la libertad de culto

En la decisión de intentar impedir el funeral en la Basílica de Sagrada Familia, que con una capacidad para 8000 personas convocaba a 500, el desprecio del gobierno catalán y del ayuntamiento al no asistir nadie al funeral, revelan el estado de cosas real, que la Iglesia haría bien en meditar pensando en el presente y el futuro. O construye un proyecto cultural y de doctrina social en el espacio público, que ponga fin  a ser el saco de boxeo de la política,  y mueve y organiza a los ciudadanos católicos, o lo puede pasar muy mal.

La arbitrariedad y el sectarismo anticatólico es patente cuando, con una decisión de rango administrativo, vulnera el derecho al culto y a la libertad religiosa, de rango constitucional. Además el mismo domingo se celebraron en todas las parroquias de la diócesis de Barcelona el precepto dominical, con plena normalidad y con asistencias mucho más numerosas que las 10 personas, que es el límite fijado por el PROCICAT. ¿Funeral, no, y misas dominicales y diarias, sí?

El gobierno de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona empujaron a la apertura de la Sagrada Familia dado su atractivo turístico, y después querían impedir el funeral. ¿Turistas, sí, culto religioso, no?

No tiene ningún sentido limitar el aforo de bares y restaurantes al 50%, una magnitud relativa, y establecer para el culto una medida absoluta, máximo 10 personas, sin considerar la amplitud del recinto, las distancias y márgenes de seguridad.

Por si fuera poco, el nuevo partido de Puigdemont y Torra, JuntsxCat, realizaron el fin de semana su acto fundacional, reuniéndose 17 personas y 2 hologramas, algunas sin mascarillas.  Un ejemplo más de la arbitrariedad que presiden las acciones de este gobierno.

¿Por qué en el intervalo de pocos días el gobierno de la Generalitat se ha dedicado a atacar a la Iglesia en dos temas importantes, las inmatriculaciones y la libertad de culto? Clic para tuitear

 

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Siempre que pasa igual sucede lo mismo

    Responder
  • Avatar
    José Herrera Valdés
    5 agosto, 2020 22:20

    En el pecado de despreciarnos a los andaluces y de tomarnos a los españoles por ladrones llevarán la pentencia. Puede que su clerigalla sea tan dura de mollera como la restante nacional. Pero poco a poco se enterarán de lo que es quedarse solos.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú