China y el bloque occidental: divergencias entre economías

China

Atrás queda la China confinada y paralizada por la pandemia del Coronavirus. Mientras que el crecimiento del PIB del bloque occidental se estanca, China está saliendo con fuerza de la crisis. El crecimiento es tal que los expertos de JP Morgan apuntan a que terminará este año con un crecimiento económico positivo y sin haber entrado en recesión técnica. Ahora, el propio covid está ayudando a la economía china a través de un fuerte aumento de las exportaciones relacionadas con la pandemia, mientras que la demanda interna se recupera, lo que permitirá a la economía cerrar la brecha en el PIB este año, mientras que países como España no recuperarán los niveles de producción económica previos a la pandemia hasta 2022 o 2023.

Los analistas de dicho banco explican que “las divergencias entre economías también serán un legado importante del impacto de la covid-19. Como el virus surgió en China, esto coloca al país dos o tres meses por delante de las recuperaciones en otros lugares, pero más allá de eso, China será el caso más claro de una recuperación total de la crisis. Su éxito se basa en políticas que rápidamente contuvieron el virus durante el primer trimestre y rompieron el vínculo entre la creciente movilidad y los nuevos casos a medida que la economía se reabrió. Tras el impresionante repunte del último trimestre, los datos de actividad confirman que el crecimiento continúa a un ritmo sólido”.

Las exportaciones en agosto aumentaron un sólido 9,5% en términos interanuales (en dólares), según han revelado los datos de las aduanas chinas la semana pasada, lo que supone el mayor avance desde marzo de 2019. Mitul Kotecha, analista de TD Markets, comenta en una nota para clientes que el fuerte crecimiento de las exportaciones chinas ha venido de la mano de un aumento del 38,4% interanual de las ventas de dispositivos médicos y del 11,8% en los bienes electrónicos.

La producción industrial de China creció un 5,6% interanual en agosto, quinto mes consecutivo de crecimiento y el dato más alto desde el pasado diciembre, según a Oficina Nacional de Estadística (ONE). La cifra superó además las previsiones de los analistas, que pronosticaban un incremento de en torno al 5,1% para ese mes. El indicador se había desplomado un 13,5% interanual en los dos primeros meses de 2020, mientras que en marzo arrojó un 1,1% negativo, en abril una subida del 3,9%, en mayo un incremento del 4,4% y en junio una subida del 4,8%, dato que se repitió en julio.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas indicaron un incremento del 0,5% en las ventas minoristas, impulsadas principalmente por la compra de automóviles, que aumentaron un 11,8% en términos interanuales y las ventas de productos de telecomunicaciones, que se dispararon un 25,1%. En julio, las ventas habían caído un 1,1%, pero la confianza de los consumidores chinos parece haberse recuperado últimamente gracias a las compras libres de impuestos.

De esta forma, la recuperación de China continúa cobrando impulso gracias a los estímulos del gobierno de Xi Jinping y a la sorprendente resistencia de las exportaciones. Precisamente, en el ámbito comercial, las tensiones entre Pekín y Washington contaron el martes con el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que aseguró que los aranceles de Estados Unidos a productos de China por más de 200.000 millones de dólares son ilegales, según las normas del organismo de comercio mundial.

La economía digital de China crecía fuertemente antes de la pandemia. En 2018, ya equivalía al 34,8% del PIB. Si bien esto supone apenas un tercio del tamaño de la economía digital de Estados Unidos, presupone años de crecimiento continuado en los que se superó el avance propio del PIB nominal. La crisis del Covid-19 va a reforzar esta tendencia. En tanto la pandemia ha destruido miles de empresas e industrias, también ha acelerado marcadamente la penetración de las tecnologías digitales. Al no poder salir de sus casas, las familias se descargaron aplicaciones como JD.com, Meituan, Eleme y Pinduoduo, que les permitieron comprar víveres y cubrir sus necesidades de la vida diaria online.

En el campo militar, el gobierno de Xi Jinping tampoco se queda atrás. Según un informe del Congreso de los Estados Unidos por el Departamento de Defensa, el avance militar chino está comenzando a superar en determinados aspectos a EEUU. Hecho que supondría una posible pérdida de la supremacía militar mundial que ha ido manteniendo los Estados Unidos.

Más información ESPECIAL CORONAVIRUS

De esta forma, la recuperación de China continúa cobrando impulso gracias a los estímulos del gobierno de Xi Jinping y a la sorprendente resistencia de las exportaciones. Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú