fbpx

Construyendo la alternativa cultural, ganemos el espacio público

Los católicos, tanto los de fe como de cultura tenemos tres importantes debilidades, de las que ya nos hemos ocupado en otras ocasiones y que ahora vale la pena volver a abordar, porque tenemos una vía para que, de una vez por todas, consigamos superarlas y así responder mejor a cumplir con lo que estamos llamados.

Una de estas debilidades es la fragmentación católica, la multiplicidad de cabezas de ratón, la facilidad para la crítica mutua, la dificultad para unirnos en propósitos y tareas comunes. Es una gran contradicción, y es también un pecado. ¿Cómo no va a serlo si somos pueblo de Dios que tiene su centro en la eucaristía? ¿Cómo podemos compaginar esta unión con Dios, que presupone un fuerte vínculo entre nosotros, con la incapacidad para abordar juntos, más todavía, para diagnosticar juntos, lo que sucede? Y lo que sucede es muy grave, porque estamos dejando que esta sociedad se construya, en parte a espaldas de Dios, y en parte en contra de Él y de sus mandatos.

Ante la magnitud de este daño hacia nosotros mismos, porque el ser humano se pierde y no se realiza cuando rompe con Dios, ¿qué esfuerzo, qué sacrificio, qué tiempo, dedicamos a procurar enmendarlo? Porque Jesús también se hizo presente en el mundo para recabar que, con nuestra tarea, contribuyamos a su redención, que tiene facetas muy distintas, que van desde la salvaguarda de la ley natural hasta extender El Reino de Dios.

Otro problema clave es que, a pesar de que el cristianismo ha sido fundamento y fermento de toda nuestra cultura, hoy se encuentra desaparecido en su manifestación pública, en sus debates académicos y en sus controversias populares. Se mueve solo dentro de sus propios reductos, y en este sentido resulta un tanto estéril atendiendo a su fin de propagar la buena nueva.

Pero, además, esto sucede cuando la cultura hegemónica, tan antagónica, es la responsable de la acumulación de crisis que nos abruman, y a pesar de ello sus agentes actúan y toman medidas para profundizarla. Las crisis, sus crisis, deberían ser una oportunidad para la alternativa cultural cristiana. El callejón sin salida de la concepción hegemónica, lo muestra descaradamente uno de sus iconos: el aborto. Al margen de cualquier consideración moral, al margen de todo sentido religioso, solo con la lógica más materialista que se quiera, ¿se puede encontrar algo más peligroso absurdo y contrario a nuestras necesidades colectivas, que el fomento del aborto y el menosprecio a la natalidad y maternidad, cuando vivimos una terrible crisis demográfica que nos condena a ser un país inviable? Y es que los que ahora nos gobiernan no son descendientes de la Ilustración y la modernidad, porque son, como dice MacIntyre, bárbaros, simplemente bárbaros. Y ante esta barbarie hemos de alzar la alternativa cultural cristiana.

La tercera debilidad es que nuestra capacidad de movilizarnos se ha ido reduciendo hasta casi desaparecer. Y la lógica de la contienda social, que también debemos atender, dice que, si no somos capaces de tal cosa por nuestras principios y fines, estamos condenados a la marginalidad.

Todas estas reflexiones sirven para enmarcar dos fechas para la Comunidad de Forum Libertas. Una es la de nuestra próxima Asamblea, la tercera. Será el 8 de junio a las 19:00 h de España. Os llamamos a que participéis en ella, porque solo la participación refuerza esta comunidad que trabaja en la comunicación para construir y proyectar la alternativa cultural. Para obtener el enlace rellena el siguiente formulario:

    La otra fecha es un llamamiento general a todos a la manifestación del 26 de junio a las 12:00 h en Madrid. Ya la conoces; ahora solamente hace falta que participes y, más allá de ello, que desde ahora mismo utilices tus contactos, presencia y relaciones, para mover a muchas más personas a que participen en ella. Es una manifestación de rechazo al nuevo proyecto de ley sobre el aborto, que profundiza todavía más este desastre y que limita en un grado extremo el derecho a la objeción de conciencia.

    Pero, es más que una reacción a una ley. Es decir basta a toda una acción de Gobierno que sistemáticamente rompe con el respeto a la vida humana, con el derecho de los padres y maltrata y practica el señalamiento de los católicos como el chivo expiatorio, como viene haciendo en el caso de la pederastia. Hay que decir basta a esta ingeniería social que intenta imponernos el homosexualismo político, un nuevo feminismo sin mujeres porqué la lógica trans las ha convertido en personas menstruantes, que solo tiene como fin la confrontación con el hombre. Hay que decir basta al intento de construir una nueva sociedad que se destruye a sí misma.

    La manifestación del 26 de junio todavía es una cosa más. Significa el antes y el después. Representa la capacidad de superar nuestra fragmentación sin pérdida de las especificidades respectivas, demostrar presencia, fuerza y esperanza, y hacerlo en el espacio público, constatando que alternativa cultural y movilización forman parte de una misma lógica

    8 de junio a las 19:00 h de la tarde, por video conferencia. 26 de junio a las 12 presencialmente en Madrid. Estas son las dos fechas que contribuyen decididamente a superar la debilidad cristiana.

    Para seguir y poder organizar todas estas acciones necesitamos tu ayuda:

    Si quieres y puedes colaborar en estas acciones REALIZA TU APORTACIÓN AQUÍ (Transferencia bancaria o PayPal).

    ¿Estarías dispuesto a manifestarte para protestar sobre la nueva Ley del aborto el 26 de junio en Madrid?

    Ver los resultados

    Cargando ... Cargando ...
    Print Friendly, PDF & Email

    2 Comentarios. Dejar nuevo

    • Carlos Roces Felgueroso.
      1 junio, 2022 16:09

      El PASADO no lo podemos cambiar. No perdamos el tiempo en tontas lamentaciones.
      Mientras que el PRESENTE es lo que debemos mejorar, Hoy. Si se espera a MAÑANA, será tarde.
      Debemos sembrar el BIEN, para erradicar el MAL.
      Jesucristo, en su Ascensión, nos deja el encargo de difundir su PALABRA a todas las personas, en todas las naciones.
      Como Cristianos, estamos obligados a corregir los errores , a buscar las soluciones y a aplicarlas, sin demora.
      En la unión está nuestra fuerza.

      Responder
    • Carlos Roces Felgueroso
      1 junio, 2022 16:17

      Las NORMAS COMUNISTAS para la Revolución y escalar el Poder, vigentes desde hace 110 años, Mandan:
      1.-Corromper a la juventud. Interesarla por el Sexo. Alejarla de la Religión.
      2.-Sembrar el descontento en la masas, fomentando toda clase de conflictos. ……
      —-
      Así, siguen.
      —-

      Responder

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Rellena este campo
    Rellena este campo
    Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.