De la ley Celaá a la eutanasia. Cómo un gobierno destruye a su país

Editorial

Pocos días después de la aprobación de la ley de Enseñanza de Celaá, se ha publicado el informe PISA llamado TIMMS que mide las competencias de los estudiantes de cuarto grado de primaria, es decir de 10 años de edad, de 64 países.  Una vez más, al igual que con los informes PISA sobre estudiantes de 15 años, el resultado ha sido muy negativo para España

Este informe mide el rendimiento en matemáticas y ciencias. España, con 511 puntos, en este último ámbito, está claramente por debajo de la media de la OCDE, de 526 puntos. Se trata de un área de conocimiento que, después, marcará el itinerario educativo hacia las disciplinas no sólo científicas, sino también tecnológicas y profesionales. Un país desarrollado e industrial no puede tener este agujero negro desde su origen.

Algo similar sucede con las matemáticas. La media de la OCDE es de 527 puntos y la de España es incluso inferior a la de la ciencia, 502 puntos.  Es un fracaso sin paliativos del sistema público de educación

Todo ello que con el agravante de que la valoración actual es peor que la del anterior estudio en 2015. Se avanza de forma implacable hacia la propia retaguardia.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

A todo ello se le une los ya negativos resultados obtenidos en la pruebas PISA para estudiantes de secundaria a los 15 años. La radiografía es contundente: apenas si tenemos un 5% de alumnos en el nivel máximo (5º), y la gran mayoría se concentra en los dos niveles inferiores (1º y 2º).

Pero, no termina aquí el desastre. Existen más problemas, como el del abandono escolar prematuro, los estudiantes que dejan la escuela sin alcanzar la ESO. La dimensión de la deserción escolar temprana, esto sin graduarse. Para 2019 significa un 17,3%, en comparación con 10,3% de la UE.  La cifra global enmascara una gran diferencia entre hombres y mujeres: 13% son mujeres y 24,7% son hombres. La misma relación para la Unión Europea da una horquilla más pequeña, un 12,2% de hombres y un 8,9%de mujeres. Para alcanzar el objetivo de acercarse a los niveles de la Unión se necesita una acción específica sobre los estudiantes, ya que las mujeres están más cerca de la media europea, a 4.1 p.p de distancia, mientras que los hombres están a ¡12,5 puntos! Una distancia tres veces mayor. Pero el gobierno ignora tales evidencias.

La tercera pata del desastre son los jóvenes que ni estudian ni trabajan, nini, que representan el 15% (2019) i el 20% (2020) de los jóvenes de 15 a 29 años.

A todo este desastre la llei Celaá no sólo no lo aborda,  sino que lo profundizará, en línea de lo que explica el profesor de secundaria Andreu Navarra y su ahora famoso libro Devaluación Continua, que describe por experiencia la situación de estudiantes sin capacidad, memoria, incapaces de concentrarse, que no toleran el fracaso y que se derrumban ante cualquier problema. Con una ignorancia supina sobre hechos históricos recientes y distantes, que ignoran tanto lo que es una iglesia gótica como quién es el actual jefe de Estado del país, que no tienen cultura general, ni madurez intelectual. Es una historia devastadora.

Ahora, con la nueva ley, los resultados estadísticos de la deserción escolar y los repetidores, que nos colocan a la cola de Europa, mejorarán rápidamente, simplemente porque las pruebas que los califican dejarán de tener vigencia. La ley generaliza y profundiza una praxis que ya da más de lo necesario en la actualidad, que es pasar de curso con asignaturas suspendidas, sin que luego esto implique un esfuerzo para recuperarlas. Se podrá obtener el grado de ESO y pasar al bachillerato a pesar de arrastrar suspensos. La ley con su castigo a la enseñanza concertada, la destrucción del derecho de los padres a la educación moral y religiosa de sus hijos, destruirá todavía más el mermado capital social localizado en la familia, y rebajará más las capacidades educativas, que una escuela cada vez mas ideológica , doctrinaria y menos exigente en conocimiento básicos, acabará por rematar. Es un muy negro panorama.

Mientras, el gobierno acumula más y más leyes divisivas a paso acelerado, saltándose consultas y comparecencias. Es la eutanasia que viene, y la ampliación de la ya muy alta capacidad para abortar, que incidirán, como ya hace la ley de educación, en restringir la autoridad de los padres. Si esto sigue así en solo un quinquenio la sociedad española estará sumergida en una crisis absoluta de perspectivas sociales y económicas, y hundida en una crisis moral.

Quizás necesitamos un Elías  que hable a este reino de Judá en que se ha convertido España.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • ¿Cuál es la respuesta a un gobierno que ha logrado la esclavitud inteligente (aquella en la que el esclavo ama sus cadenas) y una oposición falta de ideas y energía intelectual? Lo primero, ir ganando la batalla intelectual y moral haciéndose presente en redes sociales, medios de comunicación… y que aquel profesor, periodista o profesional que tiene la valentía de hablar claro frente a los atropellos de la izquierda sienta que no está solo y que cuenta con el apoyo de quienes ven claro los desatinos del lo que hoy tienen el poder político. ¿Por qué uno que sea de derechas ha de ser menos activista que uno de izquierdas?

    Responder
  • han tardado en enterarse…

    Responder
  • Avatar
    Jose González
    23 diciembre, 2020 13:55

    Las leyes ideológicas no solucionan los problemas reales de nuestra educación, como ya se ha visto que con el montón de leyes de educación de la democracia tenemos un nivel peor que en la dictadura. Bueno, en realidad tenemos bastantes cosas peor que en la dictadura, aunque tengamos más “libertad”. La democracia es un sistema caro y las autonomias mas caro todavía, y así no va.

    Responder
  • Avatar
    José Herrera Valdés
    3 enero, 2021 15:23

    El actual gobierno de lo que fué ESPAÑA, sí que destruye muy actívamente, pero por omisión, comodidad, no meterse en problemas cuando ésto se veía venir,también la destruye la COMODONA JERARQUÍA ECLESIÁSTICA por pánfila, cobarde, inhibida… Etc. durante muchos decenios. No saben más que regañar y despreciar a su bajo clero.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú